El tema de los tatuajes se ha popularizado muchísimo en los últimos años. Lo que antes era una extrañeza, ahora es un ‘complemento’ estético como cualquier otro (más o menos, ya que siempre hay matices), y es complicado cruzarse con alguien que no lleve alguna parte de su cuerpo entintada. Pero es que claro, hay muchos tipos de tatuajes y, lamentablemente, unos suponen más riesgos que otros.

art hand GIF

Y es que no es lo mismo hacerse un tatuaje muy pensado a uno improvisado en plena borrachera, por no hablar de uno hecho por amor. Y es, a estos últimos, los carga el diablo. Y sino, que se lo digan a Ashlyn Grace, la protagonista de nuestra historia de hoy.

Y es que ella se ha convertido en todo un viral gracias a un vídeo publicado en su cuenta de TikTok en el que, básicamente, muestra su gran metedura de pata: un tatuaje enorme en medio de su espalda con el nombre de su novio, el cual se hizo una semana antes de que se acabara la relación. Y es que la tinta es para siempre, pero, el amor, no.

El tatuaje, como podréis ver en el vídeo, es verdaderamente ENORME… y de ahí a que su lema en la red social sea tan adecuado: «Tomo malas decisiones». Y es que ella ya es una tiktoker bastante consolidada, con casi 300.000 seguidores en la plataforma china. Pero es que su mayor éxito se dio cuando se sumó a un reto que, básicamente, consistía en confirmar rumores.

En el primer vídeo publicado por ella relacionado con este tema, podíamos leer lo siguiente: «Escuché que te hiciste un tatuaje con el nombre de tu ex y rompieron una semana después». Ella lo confirmó cantando la famosa letra de Lizzo: «Todos los rumores son ciertos». Este vídeo, en este preciso momento, acumula ya 6.7 millones de visualizaciones.

@..ashlyn.graceoops ##MakeADogsDay ##fyp ##myfinALLYmoment ##foryou ##foryoupage♬ RUMOR HAS IT x ALL THE RUMORS ARE TRUE – LAUREN🌈🦋✨🌎

Cuando la joven publicó este vídeo, fueron muchas las personas que le pidieron una prueba visual y ella, ni corta ni perezosa, demostró que, lamentablemente, el tatuaje era real… eso sí, dejando una advertencia: «No te alarmes, es un poco grande».

En el clip, finalmente, se levanta la sudadera y podemos ver que, en su espalda, escrito en vertical, tiene tatuado el nombre «ALEXANDER»; desde el cuello hasta la parte baja de su espalda. Este vídeo, como os podéis imaginar, se hizo todavía más viral, acumulando ya más de 11 millones de reproducciones… que se dice pronto.





Y lo mejor de todo, como suele pasar en este tipo de situaciones, lo mejor son los comentarios: «Al menos dejaste atrás a tu ex…», bromeaba un usuario; otro le propone ampliar el tatuaje y tatuarse «Magno» en la zona de los glúteos, para intentar rescatar el tatuaje en base a la figura histórica del rey de Macedonia.

Ella, sin embargo, asegura no arrepentirse del tatuaje: «Casi un año después y todavía no me arrepiento. Han pasado 11 meses y todavía no tengo ideas ni deseo de encontrar a un artista que me lo tape».

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo este asunto? ¿Tenéis un tatuaje del que os arrepintáis? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Información.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥