Si algo hemos podido comprobar a lo largo de todos los años que llevamos en la red, es que comprar por Internet puede ser algo bastante peligroso si no lo hacemos con las precauciones necesarias. Y es que no es lo mismo ver algo en directo, probárselo y comprarlo… que fiarse de unas cuantas fotos y de un distribuidor que no conocemos.

Si decidimos comprar por alguna plataforma online, lo mejor que podemos hacer es leer bien las descripciones y mirar las valoraciones… sino, puede pasarnos algo como lo que le pasó al protagonista de nuestra historia de hoy.

problem kot GIF by European Consumer Centre Poland

Y es que ser aficionado del Rayo Vallecano es algo maravilloso, pero cuando tienes que comprarte una camiseta del equipo por AliExpress… ahí la cosa ya se complica un poco (bastante).

Teniendo en cuenta el buen comienzo de temporada del equipo madrileño, este aficionado quiso comprarse una camiseta, pero es que claro, las oficiales son bastante caras, por lo que no tuvo más remedio que optar por una de imitación.

Recordemos que esta tiendo online es conocida por presentar unos precios muy bajos, cosa que nos va perfectamente para el bolsillo, pero no tan bien cuando se trata de que nos vendan gato por liebre. Y es que pagar 3 euros por una camiseta que, de normal, vale 100… puede no ser el mejor indicativo de que algo no encaja.

La cosa, como podéis ver en la foto, pintaba mal: la camiseta de Radamel Falcao era más barata que un café en el centro y tenía una sola estrella de valoración después de 285 ventas. Aun así, se lanzó de cabeza a comprarla. Y pasó lo que pasó.

@YoAlexMartini ha publicado tres imágenes en las que podemos ver esta triste historia:





«No es acorde con la foto con la cual promocionan el producto, aunque sea muy económico no es acorde con la imagen que muestran. Es publicidad engañosa«, puede leerse en la publicación del comprador.

Y es que la imagen de la camiseta no corresponde en absoluto con lo prometido en las fotos: el color es el opuesto, la distribución de los elementos es completamente diferente y, a simple vista, se ve que es una camiseta tremendamente barata y de mala calidad.

Lo único bueno de este tipo de publicaciones es que el resto de usuarios se anima a compartir también experiencias parecidas y, así, podemos echarnos todos unas risas con las desgracias ajenas. Suena feo, pero hay que ver siempre el vaso medio lleno.

 

 

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Alguna vez os ha pasado algo parecido? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥