Lourdes María Ciccone León, a la que sus amigos conocen mejor como Lola, está camino de convertirse en una de las mayores promesas del mundo de la moda. Y es que la hija de Madonna, con tan solo 25 años, ya ha trabajado con firmas como Stella McCartney o Swarovski, por mencionar tan solo un par de ellas.

Es uno de los rostros más cotizados del momento y las marcas se dan de codazos para tenerla en sus pasarelas… y no es para menos: lo de esta mujer es puro talento y actitud.

Y es que lo de Lola es un no parar. Recientemente, sin ir más lejos, hemos podido verla en el desfile de la nueva colección primavera-verano 2022 de la firma Bottega Veneta, presentada en Detroit hace unas semanas.

Como podéis ver en las fotos que os dejamos más abajo, la modelo hija de la cantante y del gurú del ‘fitness’ Carlos León, lució un vestido tremendamente ‘sencillo’ pero muy innovador, diseñado «con materiales innovadores que permiten alterar la forma de las piezas», según podía leerse en la nota de prensa enviada por la marca.

Lourdes María demostró desde muy joven tener un especial talento para el mundo del modelaje. Es cierto que, hasta ahora, se había limitado al mundo de la publicidad, pero ahora, con su salto al mundo de las pasarelas, queda claro que ese era el terreno en el que siempre había querido moverse.

Este año, además, ha participado en dos de los grandes eventos del mundo de la moda: en la semana de la moda de Milán, donde desfiló para Versace, y en la nueva colección de la firma de lencería de Rihanna, Savage x Fenty, donde se llevó indiscutiblemente el protagonismo del evento.

Y es que Lola, con tan solo 13 años, ya era la directora creativa de la línea de ropa de su madre, Material Girl. A esa edad, además, ya formaba parte del equipo de vestuario en las giras de su madre por todo el mundo… por lo que, en lo que a experiencia se refiere, va sobrada.





Otro de los aspectos fundamentales de la vida de Lola es su compromiso con la lucha feminista. Ella, por lo visto, ha heredado el espíritu reivindicativo de su madre. Y es que Lourdes es un muy bien ejemplo de esa figura de la generación Z combativa, rebelde y concienciada.

Está formada en el bello arte de la danza, el piano y la interpretación. Posó por primera vez en 2016, cuando Stella McCartney depositó en ella su confianza y, desde entonces, ha sido un ejemplo de crecimiento personal y profesional.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Le estabais siguiendo al pista a esta artista? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Marca.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥