La cirugía estética y los retoques están más que a la orden del día. Cada vez son más los hombres y mujeres que deciden pasar por quirófano para modificar su imagen. Al final, a todos nos gusta vernos bien y esta manera es una de las que mejor hace sentir a las personas que quieren verse «distintas».

A veces no todo es pasar por el quirófano, ya que existen muchas técnicas que no requieren operación. Con tan solo unos pinchazos se pueden corregir unas cuantas cosas acerca de nuestra imagen. Al final, a muchas personas les cuesta aceptar el paso del tiempo y encuentran una opción en las modificaciones que la estética permite.

La cirugía estética es una opción para cada vez más gente

Lo cierto es que no todas las personas están de acuerdo con la cirugía estética. Aceptarse y quererse conforme uno es, es una de las cosas que más esfuerzo y trabajo le cuesta a muchas personas. Antes de tomar cualquier decisión que sea irreversible, es muy importante haberlo meditado previamente y estar completamente seguro de querer modificar tu imagen.

Nikita Kimberly es una joven que no ha corrido la mejor de las suertes al pasar por una clínica. La usuaria de Tik Tok ha querido enseñar en su cuenta (@corpsegirly) lo que le ha ocurrido al someterse a un tratamiento de botox. El objetivo era hacer desaparecer un hoyuelo en la barbilla con el que la joven no se sentía a gusto.

Efectivamente el botox ha hecho que desparezca el hoyuelo, pero lo que no se esperaba es que el remedio fuese peor que la enfermedad. Nikita ha querido compartir con todos sus seguidores los resultados de esta fatídica experiencia. En las imágenes se puede comprobar cómo se le ha quedado la boca totalmente torcida. La experiencia ha sido bastante desagradable para ella.

«No se inyecten botox», dijo Nikita

«Bienvenidos a mi historia de terror sobre el botox. Me inyecté botox en la barbilla porque tenía un músculo que estaba trabajando demasiado duro, así que cuando sonreía me hacía una abolladura en la barbilla. El botox se metió en este lado de mi cara y como pueden oír, a veces ceceo ahora porque me muerdo el labio mientras hablo«, explicaba Nikita en el vídeo.

La joven continuaba narrando su experiencia: «Mientras no hablo o sonrío con la boca abierta, me veo bien. Pero una vez que sonrío o hablo, toda mi cara se ve torcida y yo no solía tener esto. Mi sonrisa solía ser simétrica. No se inyecten botox, por favor». El alegato de la mujer era claro y, tras su experiencia, se mostraba totalmente en contra de esta práctica.

@corpsegirlyBotox fail, please dont ever get botox you do not know where your body will take it♬ original sound – Nikita Kimberly





Nikita quiso concienciar a sus seguidores de la importancia de elegir un médico profesional y que esté capacitado para ello: «La razón de esto es que la solución se difundió en el músculo adyacente, lo que se debe a una focalización inexacta o si el médico diluyó demasiado el producto. Para evitar que esto suceda, asegúrese de utilizar un médico calificado y con experiencia para realizar el procedimiento, ya que sabrán dónde deben dirigirse y cuánto diluir el producto».

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: UPSOCL

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥