El mundo está lleno de misterios. Por más que nos cueste reconocerlo, nuestra certeza sobre aquello que nos rodea es bastante más débil de lo que nos gustaría. Este gran agujero en nuestro conocimiento sirve de caldo de cultivo para todo tipo de mitos: el bigfoot, los aliens, el chupacabras y mil cosas por el estilo. Pero si hay un mito que ha calado en la cultura popular por encima del resto, ese es el del Monstruo del Lago Ness.

El mito de nunca acabar

Nessie se encuentra, supuestamente, en el frío y oscuro lago Ness, que podemos encontrar al norte de Escocia, muy cerca de Inverness. Desde hace décadas, son muchas las personas que aseguran haber visto a un enorme ser que, supuestamente, vive en las profundidades del lago.

Las evidencias de la existencia de este monstruo siempre han sido más bien escasas: fotos tomadas con cámaras de dos megapíxeles, troncos flotando que podían confundirse con la cabeza de un animal gigante o testimonios de personas con muchas ganas de conseguir algo de protagonismo; hemos tenido de todo y para todos los gustos.

Posibles nuevas evidencias

Recientemente, un vídeo grabado con un dron devolvió el interés por esta supuesta criatura. En el clip, como podréis ver más abajo, se puede ver una especie de sombra nadando cerca de la costa del lago. Esa historia quedó recogida por el diario británico The Sun y su protagonista, Richard Mavor, de 54 años, tiene un canal de YouTube llamado Richard Outdoors en el que, básicamente, se graba haciendo cosas al aire libre.

Por lo visto, Richard grabó este vídeo con motivo del desafío Great Glen Canoe a beneficio de la Sociedad de Alzheimer. En las imágenes puede verse, durante una breve fracción de tiempo, una especie de gran animal de cuello alargado cerca del la orilla. No se ve con claridad y hay que hacer un cierto ‘salto de fe’, pero lo cierto es que hay algo que resulta, como mínimo, llamativo.

Mayor comentó que, cuando compartió el vídeo, no se dio cuenta de la silueta y no fue hasta que sus seguidores se lo señalaron que se percató de la extraña presencia. «No podía creerlo. Tuve que rebobinar el metraje y lo he visto varias veces desde entonces», contó al diario anteriormente mencionado.



«No sé qué es, pero ciertamente tiene la misma forma que los avistamientos anteriores de Nessie. Cuanto más lo veo, pienso ‘¡caray!’, realmente no había nada en el área que pudiera ser. No había madera flotante ni nada de eso, así que quién sabe«, zanjó.

Recordemos que, por más que podamos ver ‘algo’ en el vídeo, no quiere decir que la existencia del monstruo quede confirmada. Podría tratarse de un efecto óptico, una serie de residuos del río, un banco de peces y hasta un montaje por parte del creador del vídeo; con Internet, uno nunca puede fiarse.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este supuesto avistamiento? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Marca.