Ya sabéis que en esta página somos unos apasionados de las reseñas de restaurantes. Cada vez que alguien expresa su opinión sobre una velada en Tripadvisor o Google, se abre un universo de posibilidades verdaderamente apasionante. Por suerte, existen páginas como @SoyCamarero que, con buen criterio, recopilan las mejores reviews que pueden encontrarse en las redes sociales.

Hungry Episode 5 GIF by Friends

Muchos bares y restaurantes protagonizan reseñas en Google y no todas son buenas, por eso hay que saber separar el trigo de la paja y, como ya os habréis imaginado, hoy os traemos una de esas pepitas de oro que surgen de vez en cuando y nos alegran el día.

Soy Camarero, el pasado sábado, compartió una conversación en la que podíamos ver el intercambio de palabras entre un cliente insatisfecho y el dueño del restaurante aludido y, como bien nos dice el tuitero, “No se podía responder mejor a esta reseña”.

Disgusted No Good GIF by britbox

La reseña comienza bastante bien y, de entrada, no habría motivos para sospechar que la cosa se iba a complicar bastante: “Personal muy amable y atento. Ambiente elegante, tranquilo, donde poder hablar y conversar mientras comes”, señala el comensal.

El problema surgió cuando el cliente puntuó al restaurante con tres estrellas y se quejó de unos cuantos detalles: “Raciones justas en comparación con el resto de restauración de la zona, un detalle sería no cobrar el pan aparte, el suplemento de terraza, etc.”.

No es que se trate de una reseña tremendamente negativa, pero esos ‘detalles’ no se pueden pasar por alto y, como veréis ahora, los dueños del restaurante decidieron contestar de la ‘mejor’ forma posible:

“Hola Raúl, hablaremos con el panadero y si ‘tiene el detalle’ de regalarnos el pan a diario y no cobrar su trabajo, al igual que hablaremos con el concejal de urbanismo para que ‘tenga el detalle’ de no cobrarnos las tasas de terraza, nosotros encantados tendremos ‘ese detalle’ con nuestros clientes. Esperamos volver a verte pronto”.



No hay duda de que los dueños del establecimiento no estaban demasiado contentos con la crítica de este comensal. Nos imaginamos que lo que más les molestó es que, a pesar de que la crítica era mayormente positiva, les diesen solo tres estrellas por esos motivos que, además, comparten la mayoría de restaurantes.

Esto, como os podéis imaginar, ha dividido mucho a los usuarios, que no han dudado en mostrar sus discrepancias en la zona de comentarios:

Esta situación nos ha recordado a las que representaba Mr. Bean en la pequeña pantalla:

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? ¿Estáis de parte del cliente o del restaurante? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.