Desde que Marina llegó a nuestras vidas con la tercera edición de ‘La isla de las tentaciones’, se ha convertido en una de las concursantes más queridas y seguidas por los espectadores. Su evolución personal desde la primera vez que la vimos hasta ahora, en ‘La última tentación’, es más que evidente.

Salió de la tercera edición del programa conociendo a Lobo, del que se estaba enamorando y con quien había sido infiel a Jesús. Al poco tiempo de empezar su relación con Isaac se acabó quedando soltera. Su amiga íntima Lucía se había enamorado de su pareja y viceversa. La sevillana no se esperaba ese duro golpe y aún hoy sigue lidiando con los últimos coletazos del dolor que lleva dentro.

En ‘La última tentación’, Marina se reencontraba con Isaac para echarle en cara todas las cosas que le había dolido por su parte y por la de Lucía. Ambos tenían que iniciar una nueva etapa conviviendo juntos en una de las villas. Lo que Marina no sabía es que en el otro lado, se encontraba Lucía vigilando cada paso que daba su ex amiga con el que ahora es su pareja.

Marina y Jesús se están dando una segunda oportunidad

Ambas se reencontraron en un «círculo de fuego» que estuvo cargado de tensión y de reproches por parte de las dos, pero cada vez el dolor de Marina se va esfumando lentamente. ¿Quién es el culpable de la ausencia de este dolor? Jesús. Para sorpresa de todos, al comenzar el programa, Marina contaba que se estaba dando una nueva oportunidad con su ex pareja y se mostraba más feliz que nunca.

En el último programa vimos cómo las palabras de amor y sinceridad que Marina le dedicaba a Jesús hacían romperse al andaluz. Él acabó llorando y juntos se fundieron en un abrazo que hizo emocionar a Sandra Barneda, testigo que todo lo que ocurría en ese momento.

Marina decía encontrarse en uno de sus mejores momento y Jesús estaba siendo testigo los cambios que estaba haciendo. Ahora es mucho más madura, considerada y respetuosa. Una de las cosas por las que Marina cada vez se siente más cómoda consigo misma es por su paso por el quirófano. La concursante se muestra a favor de las operaciones de estética.

Los complejos más íntimos de Marina

«Soy fan de la cirugía estética. Me encanta. Tengo hechas muchísimas cosas porque me flipa, y mientras pueda, quiera y me sienta mejor conmigo misma, me voy a hacer de todo», se sinceraba la concursante. Marina ha querido compartir con sus seguidores una fotografía del pasado que le hacía revivir su complejo.

La concursante más explosiva de ‘La última tentación’ ha confesado haber pasado hace tiempo por el quirófano para operarse la nariz, el pecho, y los párpados. Marina ha querido subir un vídeo a su TikTok para enseñar cómo era su cara antes de estas operaciones. ¡Nunca la habíamos visto así!



@garciarodmarinaTenía 12 añitos… 🤓♬ sonido original – Marina Garcia

Con esta fotografía en la que tan solo tenía 12 años, Marina ha querido enseñar a sus seguidores el gran cambio que ha experimentado en los últimos años. A nosotros Marina nos gusta de todas las maneras y estamos deseando ver cómo continúa su historia con Jesús dentro de ‘La última tentación’.

Por último, os animamos a que echéis un vistazo a TikTok de Marina (@garciarodmarina), donde publica vídeos muy entretenidos como el siguiente:

Marina no es la única participante de ‘La isla de las tentaciones’ que ha pasado por el quirófano para realizarse una rinoplastia. Andrea y Lester son algunos de los que también han querido ponerle remedio a este complejo tan común entre la gente.