Inicio Cabronazi El rapapolvo de un guardia civil a una reportera de ‘El programa...

El rapapolvo de un guardia civil a una reportera de ‘El programa de Ana Rosa’



El pasado martes, la reportera de ‘El programa de Ana Rosa’ Miriam Jiménez se conectó en directo para entrevistar a un guardia civil e informar sobre la última hora del volcán de La Palma, pero se llevó una reprimenda por parte del agente que ya se ha viralizado en redes.

El origen de todo

Y es que, el día anterior, el programa hizo una conexión en directo desde los cultivos de una vecina cuya casa estaba cerca del volcán. El equipo se acercó hasta la zona, pero se encontró que la lava se había expandido más de lo que se pensaba.

«De tener un poquito de ceniza, que ya nos llamaba la atención, de repente la montaña de ceniza era de nuestra altura (…). Era un paisaje realmente sobrecogedor. No paraba de decirlo porque estábamos impresionados«, subraya Jiménez. 

En la carretera, había una lengua de lava. Jiménez procedió a bajarse del coche y grabar la escena, y finalmente la Guardia Civil tuvo que evacuar al equipo y a la vecina afectada.

La ‘regañina’ de la Guardia Civil

Pues bien, en la nueva conexión en directo, el guardia civil Ángel Cervera detallaba en qué consistía la labor que estaban realizando en la isla en esos momentos: «El dispositivo consiste en mantener una zona restringida para que nadie pueda acceder al interior y poder garantizar la seguridad de los bienes de los palmeros y su propia seguridad», empezaba explicando antes de reprocharle su exposición al riesgo en la jornada anterior:

«Acceder, como hicisteis vosotros ayer, es un riesgo grande, pusisteis vuestras vidas en peligro, y las nuestras al tener que sacaros después. Así que os pediría que esas cosas no las hicierais«, detalló el agente.

Palabras de agradecimiento

La reportera, al escuchar sus palabras, intentó justificarse y agradeció la labor de la Guardia Civil: «La verdad es que fue algo muy breve y afortunadamente la Guardia Civil nos rescató muy rápidamente sin la necesidad de ninguna intervención«.



Ana Rosa Quintana no dudó en salir a defender a su compañera y asumir la responsabilidad: «Es verdad que nosotros también le dijimos. Miriam no es ninguna kamikaze, lo que pasa es que iba a la huerta con la señora y se encontraron con eso. Es cierto que es peligroso y tenemos que tener cuidado. Así que muchísimas gracias por ayudarnos«.

Cuando acabó la conexión, la periodista reconoció que el agente tenía razón parcialmente, pero también quiso alabar el trabajo de su compañera: «Nos han dado un capón. Tiene razón por una parte, pero no fue intencionado. Fue a la casa donde se lo habían permitido. Los periodistas hacemos lo que tenemos que hacer para dar una información«, concluyó.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: vertele semana telecinco