La casa de ‘Secret Story’ ha saltado por los aires. Este pasado martes, una convivencia que ya era tensa, ha acabado por convertirse en algo muy parecido a una guerra civil, dejando al programa con su mayor discusión hasta el momento y con un integrante menos al final de la noche.

La cosa empezó a tensarse cuando Lucía, madre de Alba Carrillo, se discutió fuertemente con Luca Onestini, que ya había tenido que ver cómo Adara Molinero, ex de su hermano Gianmarco, le hablaba de este. Sin embargo, lo que no podíamos esperar es que la cosa acabase como el rosario de la aurora: gritos, insultos, agresiones e, irremediablemente, expulsiones.

Todo comenzó con la creación de los grupos

A lo largo de estos últimos días, varios concursantes han decidido aliarse en grupos para poder sobrevivir a lo que queda de reality. El primero fue el formado por Cristina Porta, Luca Onestini y Miguel Frigenti, un trío que se ha ganado la enemistad del resto de la casa y que anoche, cuando intentaron exponer a Emmy Russ y Canales Rivera, se vieron entre la espada y la pared.

Todos estaban muy enfadaos, pero Sofía Cristo, como podréis ver en el vídeo que os dejamos más abajo, estaba furiosa. Ella la tomó con Frigenti y este, al menos al principio, pasó de ella todo lo que pudo (al final, al estar encerrados entre cuatro paredes, no puedes huir para siempre).

La hija de Bárbara Rey se tomó las evasivas del colaborador de Telecinco como un insulto, calentándose más y llegando a un punto en el que perdió los nervios por completo a pesar de que sus compañeros de convivencia intentaban calmarla.

La situación, ya fuera de control, llegó al punto de no retorno cuando Sofía, completamente ida, se acercó a Miguel y acabaron llegando a las manos. Por suerte, el resto de compañeros presentes en ese momento consiguieron separarlos.

Carlos Sobera, muy enfadado con lo que había ocurrido, no dudó en calificar la situación de ‘lamentable’, un contenido que ‘no se merecían’ los espectadores de Mediaset y que, por supuesto, tendría consecuencias.



Pasaron unos minutos hasta que Sofía Cristo volvió a plantarse delante de las cámaras, ahora algo más calmada, y anunciando que, tras mucho pensárselo, había decidido abandonar el programa. Sobera, en un principio, intentó convencerla de lo contrario… pero todo esto cambió minutos después.

Y es que, tras una larga deliberación, la dirección del programa decidió expulsar a Sofía, cosa que le comunicó el propio Sobera: «Pido perdón por mis formas. Soy muy impulsiva, no quiero estar con una muy mala persona. Antes de venir intentábamos estar unidos para llegar lejos los dos, pero no se puede. Solo sabe meter mierda. No tengo necesidad de estar aquí. He intentado mediar, pero con alguien como él no se puede. Esto es lo que él quería, ya tiene a su grupo minoritario para llegar a la final», reconoció la DJ.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? ¿Estáis de acuerdo con la expulsión de Sofía? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.