Sofía Álvarez es la flamante ganadora del bote de ‘Pasapalabra’. La concursante, que ya llevaba unos cuantos meses luchando por el ansiado premio, ha conseguido llevarse para casa nada más y nada menos que 466.000 euros… que no están nada mal.

La concursante se ha alzado con la victoria tras resolver todas las letras del rosco en el que era su programa número 62. Se trata de una victoria relativamente rápida para la media del programa y, por lo tanto, el bote no es de los más abultados que se han entregado. Aun así, casi medio millón de euros dan para tapar unos cuantos agujeros.

Pablo Díaz había sido el último ganador del concurso, llevándose casi dos millones de euros y ahora, casi tres meses después, es Sofía la que lo sucede en este ansiado título del programa de Antena 3. Y eso que Sofía no lo tuvo nada fácil.

Empezó su último programa de ‘Pasapalabra’ (sin saber que lo sería) teniendo que pasar por el tenso proceso de la ‘silla azul’. Después de eso, le tocó su ya clásico duelo con Marco Antonio… y se le atragantaron unas cuantas letras, por lo que nadie podía prever lo que estaba a punto de pasar.

Un bote muy inesperado

Llegó a la última letra que le quedaba por resolver, la ‘H’, y tampoco las tenía todas consigo: «Voy a soltar lo que tengo, que no va a ser, pero para qué le voy a dar más vueltas», señalaba antes de soltar la respuesta que le daría una gran alegría. «Apellido del compositor autor de la banda sonora de la película ‘El hombre que vendió su alma’», a lo que Sofía contestó: «Hermann».

Tras los segundos de silencio y tensión sostenida protocolarios, Roberto Leal gritó ‘¡Sí!’ a los cuatro vientos y el confeti y la música hicieron acto de presencia: Sofía se había llevado el bote del programa, el mayor premio que ofrece el concurso; la cara de felicidad y desconcierto de Sofía era impagable.



Marco Antonio, su máximo rival a lo largo de estas últimas semanas, fue el primero en dirigirse a la concursante para darle un abrazo y felicitarla por lo que había conseguido. Ella, por su parte, no podía ni articular palabra. «No me lo puedo creer», consiguió soltar finalmente.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta victoria? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.