El movimiento body positive llegó hace tiempo para quedarse. Aunque los cambios van sucediendo más poco a poco de lo que debería, lo cierto es que la industria de la moda está haciendo por romper los cánones de belleza perfecta que la sociedad nos ha inculcado.

Cada vez es más habitual ver desfilar en la pasarela a modelos que dejan atrás la talla 32 o 34 y con ello, firmas de ropa como Zara, Mango o H&M están viéndose obligadas a cambiar su tallaje. Al principio era casi una anécdota cuando una «modelo curvy» trabajaba con alguna marca pero lo cierto es que, pasado un tiempo, este concepto está comenzando a desperecer gracias a que empiezan a considerarse simplemente modelos.

La revolución comenzó incluyendo otras tallas distintas a las que estábamos acostumbrados en reportajes de moda o catálogos. Pasó un poco más hasta que estas tallas empezaron a llegar a las pasarelas pero tiempo después, el cambio es una realidad.

Por ello, te queremos enseñar a las modelos que están cambiando la industria de la moda desde dentro. Saca papel y boli para apuntar sus nombres porque todo indica que las vamos a ver cada vez más.

1Jill Kortleve

La holandesa es una de las principales representantes del término in between, que hace alusión a las modelos de talla media. Debutó en el año 2018 para una colección primavera-verano de Alexander McQueen y se convirtió en imagen de H&M. En 2020 le otorgaron el título de la primera modelo con curvas que desfilaba para Chanel. También ha trabajado para Valentino, Fendi, Versace o Jacquemus y es imagen de marcas como Mago o Zara. La carrera de Jill ya es imparable.

2Precious Lee

Al principio de su carrera le recomendaron cambiar su nombre, pero la modelo quiso mantener su identidad. En un principio quería ser abogada hasta que entendió que podía utilizar su fama para luchar a favor de la diversidad, como lleva haciendo mucho tiempo. Es la primera modelo afroamericana de plus size en aparecer en traje de baño en una portada de revista. Tommy Hilfiger, Moschino o Versace son algunas de las marcas para las que ha trabajado. Este año ha trabajado junto a Hailey Bieber y Kendall Jenner en una campaña de Versace.

3Paloma Elsesser

Sus amigas la animaron para trabajar como modelo y así pudo pagarse los estudios de psicología. En 2015 su vida cambió cuando la maquilladora Pat McGrath le propuso protagonizar la campaña de su marca de cosméticos. Después trabajó para Nike o Fenty Beauty y saltó a la pasarela de la mano de Fendi. Ha colaborado con Adidas, Michael Kors o Victoria’s Secret y esta temporada es uno de los principales rostros de Zara.



4Alva Claire

Comenzó en la industria de la moda cuando leyó en una revista un artículo que hablaba de modelos de tallas grandes, aparecía el contacto y no dudó en llamar. Su gran momento llegó en 2020 cuando protagonizó la campaña de MAC. Después fue contratada por la misma agencia de Gigi Hadid o Kate Moss y poco tiempo después pisó la pasarela desfilando para Versace. Su belleza ha cautivado a marcas como Mango, Calvin Klein o Savage x Fenty. 

5Ashley Graham

Es la verdadera pionera de este movimiento. La descubrieron cuando tan solo tenía 12 años en un centro comercial y se ha convertido en la primera modelo no normativa en acaparar portadas de revistas. La modelo cuenta con más de 14 millones de seguidores y ha trabajo con marcas como Michael Kors, Fendi, Dolce & Gabbana o Tommy Hilfiger. Además, Ashley está muy comprometida con el movimiento body positive y es la precursora de querer acabar con el término «modelo curvy».

Fuente: ELLE