A lo largo de la historia hemos ido viendo cómo el papel de la mujer en la sociedad evolucionaba. En los últimos años se ha dado un gran cambio de concienciación a la sociedad sobre el papel de la mujer y el debate está en todas partes.

A pesar de que cada vez hay más información acerca del feminismo y se intenta romper con los roles de género que marca la sociedad, hay mujeres que se sienten cómodas en ese papel de cuidadoras y permaneciendo en ese segundo lugar que les han marcado.

La decisión de Monica Huldt

Es el caso de la influencer Monica Huldt, que así lo ha manifestado en una entrevista. La mujer sueca-estadounidense ha generado mucha polémica por aferrarse a unos valores clásicos y algo caducos con los que muchas mujeres ya no se sienten identificadas.

Monica tiene 31 años y no aspira a tener una gran carrera profesional a diferencia de muchas mujeres. Ella prefiere estar al cuidado de su hogar y de su marido y encuentra en ello la felicidad. Le nace hacerlo así y así pretende seguir haciéndolo.

«Nunca he sido una mujer que luche por tener una gran carrera. Siendo honesta, no quiero trabajar: me encanta ser ama de casa y cuidar de mi marido. Desde que vi la película ‘The Stepford Wives’ (‘Las mujeres perfectas’), supe que quería que mi vida fuese exactamente igual», declara la instagramer que ya cuenta con más de 30.000 seguidores. Mónica y su marido han reconocido que se sienten conformes con mantener los roles de género clásicos y conservadores.

«A John no le gusta que use maquillaje en nuestro hogar», dice Monica

El esposo de Monica, John, es un entrenador personal que se dedica al mundo del deporte. «A John le gusta que me vista guapa en casa, como sexy-deportiva, y no le gusta que use maquillaje en nuestro hogar. Algunas mujeres podrían no aceptar que les digan qué hacer o qué vestir, pero para mí eso no es importante. Yo soy feliz si él es feliz», comenta Monica en Jam Press sobre las cuestionables preferencias de su marido.

Su día a día consiste en despertarse temprano para prepararle el desayuno a su marido, después limpia la casa y se asegura de que a John no le falta absolutamente nada. Una vez terminadas todas estas actividades, por fin dedica algo de tiempo a ella misma.



Además de atender las necesidades de su esposo, Monica invierte una gran parte de su tiempo en cuidar su físico. A la influencer le gusta lucir tipazo en sus redes sociales y también lo compagina con su cuenta de OnlyFans. John, a pesar de sus valores tradicionales, no se opone a que su mujer tenga una cuenta en la conocida plataforma. Algo que puede chocar de la pareja, conociendo su faceta más tradicional y conservadora, es que aún no tienen hijos.

El feminismo nos está enseñando que son las mujeres quiénes deben llevar las riendas de su vida, dejándose llevar única y exclusivamente por sus decisiones personales. Y tú, ¿estás de acuerdo con la manera de ser mujer de Monica Huldt?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: VIX