Anoche se celebraron los Premios Emmy y ‘Gambito de Dama’ se hizo con el premio a ‘Mejor serie limitada’, uno de los más importantes de la gala y, por lo tanto, un gran motivo de alegría para todos los implicados en la ficción. Pero no es oro todo lo que reluce y, más allá de esta buena noticia, Netflix tiene otras cosas de las que preocuparse bastante más. Y no precisamente por algo bueno.

Recientemente, la plataforma de streaming se ha visto envuelta en una agria polémica a raíz de que Nona Gaprindashvili, la famosa e histórica ajedrecista, les exigiese cinco millones de dólares tras acusarlos de sexistas por un comentario que se hace de ella en ‘Gambito de dama’.

La campeona de ajedrez no ha dudado en denunciar a Netflix ya que ha considerado que las alusiones que se hacen a ella son ‘manifiestamente falsas’ y que, por lo tanto, atentan contra su dignidad.

Recordemos que esta serie está basada en la novela de Walter Tevis, y cuenta la historia ficticia de una joven prodigio del ajedrez, Elizabeth Harmon, que consigue una gran notoriedad durante la Guerra Fría (no nos extendemos más para no hacer spoilers de la trama).

La cosa es que, a pesar de ser todo una ficción, hay elementos que sí corresponden con hechos y personajes reales… y, por lo visto, es aquí donde la habrían liado, ya que este es el caso de Gaprindashvili.

Ella fue una de las mejores ajedrecistas de la década de los 70, llegando a ser campeona del mundo y la primera mujer en lograr el título de Gran Maestro de la FIDE, por lo que no es precisamente un personaje ‘menor’.

La cuestión es que, en el último capítulo, un comentarista que ver jugar a Harmon hace un comentario sobre Gaprindashvili: «Lo único inusual en ella, en realidad, es su sexo. E incluso eso no es único en Rusia. Está Nona Gaprindashvili, pero es la campeona mundial femenina y nunca se ha enfrentado a hombres«, sentencia.



Según The Hollywood Reporter, estas son las palabras que han empujado a la campeona de ajedrez (la real) a presentar una demanda contra la plataforma por difamación ya que ha asegurado que en 1968, época en la que se ambienta ese capítulo en cuestión, ya se había enfrentado en las casillas contra 59 hombres. Además, la histórica ajedrecista se ha mostrado molesta con que se la mencione como rusa, cuando en realidad es de Georgia.

El texto legal presentado por la jugadora reza lo siguiente: «La acusación de que Gaprindashvili nunca se ha enfrentado a hombres es manifiestamente falsa, además de ser tremendamente sexista y menospreciadora. Netflix mintió descarada y deliberadamente sobre los logros de Gaprindashvili con el propósito barato y cínico de intensificar el drama al hacer parecer que su heroína de ficción se las había arreglado para hacer lo que ninguna otra mujer, incluida Gaprindashvili, había hecho».

Gaprindashvili exige cinco millones de dólares de indemnización y que se retire de forma inmediata esa frase del episodio. Netflix, por su parte, no cree que la petición tenga base y están dispuestos a hacer frente a la demanda hasta las últimas consecuencias.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Pensáis que la demanda tiene sentido? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Vertele.