Desde que la pandemia llegó a nuestras vidas muchas son las profesiones e industrias que han tenido que pelear para no cerrar sus empresas y negocios. Uno de los sectores más sacudidos por la epidemia ha sido la hostelería. Han permanecido muchos cerrados, sin poder hacer mantener sus instalaciones al completo y peleando contra el delivery.

Para evitar que las pérdidas sean mayores, muchos locales han tenido que escurrirse el cerebro para ser lo más ingeniosos posible y así seguir atrayendo a sus clientes. Algunos parece que han dado con la fórmula perfecta para alcanzar el máximo aforo posible.

Es el caso de la cafetería Avenida 55, que se encuentra en la ciudad de Logroño. ¿Cuántas veces has escuchado a alguien en un bar intentando que le hiciesen descuento por cualquier cosa? Puede que si no lo hayas escuchado es porque has sido tú el que lo ha pedido. Lo que no esta cafetería no se imaginaba es que sus descuentos iban a hacer troncharse de la risa a la gente de las redes sociales. El nombre del bar comenzó a viralizarse cuando varios clientes subieron su ticket con la cuenta.

Los divertidos suplementos y descuentos de este bar

Un usuario de Twitter, sorprendido con lo que le había ocurrido, quiso compartir con todos sus seguidores lo que le había pasado en el bar logroñés. Se tomó dos cafés con leche y cuando pidió la cuenta se llevó una buena sorpresa. «Descuento por feo», indicaba el ticket. Le habían quitado 0,10€ a cada café por no ser precisamente muy agraciado. 

Poco tiempo después, otro usuario de la red social del pajarito (@pizarrines), se dio cuenta de que algo extraño había escrito en su ticket. El debate de si la tortilla de patata es mejor con cebolla o sin cebolla es todo un clásico, pero este bar lo tiene más que claro. Le cobraron un suplemento de 1€ por pedir una tortilla «sin cebolla». Su cara debió ser un poema.

Pero esto no es todo porque @pizarrines volvió a compartir en las redes un ticket en el que le hicieron un cargo algo sorprendente. El cliente tuvo que pagar 0,20€ «por técnicas adivinatorias aplicadas al café». No queremos imaginarnos lo que sucedió para que el camarero decidiese aplicarle ese suplemento.



Alberto Álvarez, que es el dueño del bar, contó en una entrevista que le hicieron en televisión que: «La idea surgió porque estábamos en Instagram y veíamos que de los bares solo salía gente guapa, y dijimos: ‘¿Y la gente fea dónde va?'». Desde el momento en el que comenzaron a hacerse virales, Alberto notó cómo la cantidad de sus clientes crecía como la espuma: «Ha tenido muy buena acogida: al principio venían 1 o 2 feos, y ahora hemos tenido que poner aforo limitado porque somos más de 50».

Ha tenido que llegar Alberto con su cafetería Avenida 55 para que, de una vez por todas, los feos tengan alguna ventaja en este mundo hecho para los guapos. ¿Cuál de los tres descuentos te ha parecido más divertido?

Nos habría gustado ver qué descuento le aplicaban a Mr. Bean… ¿por cuál tiraríais?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Milenio