Internet se ha convertido en una de las herramientas indispensables de nuestro día a día. Ahora, resulta casi impensable que casi cualquier puesto de trabajo, de una forma u otra, se sirva de los recursos que nos presta el mundo de lo digital, ya sean páginas webs o perfiles en redes sociales; estamos tomados por la tecnología.

En este sentido, los correos electrónicos son una de las herramientas más utilizadas por todas las empresas del mundo, desde la más pequeña hasta una multinacional, en algún momento, toca abrir un correo, poner un asunto y redactar un par de párrafos. Además, como todos llevamos un smartphone encima, es muy fácil acceder a él en cualquier momento.

Internet Web Surfing GIF

Esto, como todo en esta vida, tiene una serie de cosas buenas… y otras no tan buenas. Lo positivo es que, mientras dispongamos de conexión a Internet, nunca nos quedaros sin poder contestar a cualquier correo, ya sea desde un ordenador portátil o desde nuestro teléfono.

Lo malo es que, precisamente por esto, es más complicado desconectar y, en ocasiones, podemos llevarnos trabajo a casa, cosa poco recomendable porque estamos fuera de nuestro horario laboral.

Work Working GIF by 20th Century Fox Home Entertainment

Ha sido la tuitera Alay Ladycat (@MuerdemeTu) la que ha vuelto a sacar este tema a raíz de una publicación que, muy probablemente, no os dejará indiferentes (y es que es todos hemos pasado por esto): «Hoy me han mandado un mail y terminaba con esta coletilla, que me ha parecido maravillosa», escribía la usuaria.

«Mi horario de trabajo puede no ser el tuyo. Por favor, no te sientas obligado a responder a este correo electrónico fuera de tu horario laboral». Unas cuantas palabras, pero que guardan detrás una tremenda lección de sentido común.

Como os podréis imaginar, el tuit ha sido todo un éxito y, en este preciso momento, acumula ya más de 19.000 ‘me gusta’ y más de 3.000 ‘retweets’… que se dice pronto. Si nos vamos a la parte de los comentarios, podemos ver que la aceptación ha sido total.



Lo mejor de todo es que, además de los halagos hacia el mensaje, muchos usuarios han explicado otros ejemplos que llevan a cabo sus empresas y que también pueden cumplir con el objetivo de no solapar vida laboral y vida personal:

Otra usuaria apuntaba a una alternativa muy interesante: «En mi empresa hacemos lo mismo. Y a los jefes se le ha recomendado que si envían emails fuera del horario laboral (tarde) que lo envíen de manera que sea solo entregado a la mañana siguiente para no presionar a los empleados a reaccionar«.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Alguna vez habéis tenido que sufrir esto en vuestras carnes? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.