Isabel Castro es una madre colombiana que desde hace cinco años lleva a su hijo cada día a un colegio del municipio de Soledad en Barranquilla. Los profesores habían convocado una reunión a la que Isabel también asistiría junto a su pareja. Todo apuntaba que iba a ser una jornada normal, pero lo que no se esperaba es que, a las puertas del colegio, le fuesen a prohibir la entrada por su vestimenta.

La madre, que se había vestido con unos vaqueros y con una blusa blanca escotada, se mostró disconforme con la decisión tomada por el centro al que asiste su hijo cada día. La pareja de Isabel, presente en el mismo momento, no dudó en grabar la disputa que tuvo su pareja con los responsables del colegio para horas más tarde denunciar lo ocurrido en las redes sociales.

La sorprendente decisión del centro escolar

«Yo salí de la casa, y al verme en el espejo, sentí que estaba bien vestida. Yo llevaba un jean y una blusa blanca un poco escotada pero nunca me sentí vulgar», comentó Isabel mostrándose segura de sí misma tras la sorprendente decisión del centro escolar.

Durante el vídeo, podemos escuchar como una de las responsables de esta decisión le dice a Isabel: “No puedes venir así, cuando uno viene a la institución, no puede venir así. El manual de convivencia, léalo”. La mujer que prohibió la entrada a la madre tampoco había leído el manual del respeto, la tolerancia y la igualdad.

“Mi hijo tiene cinco años en la institución y siempre que he ido a reuniones voy así vestida y nunca me había pasado una situación como esta”, respondió Isabel. En sus declaraciones, la madre quiso dejar claro el asunto: «En ningún momento he faltado el respeto a nadie».

Después de la disputa a las puertas del colegio, un docente pidió perdón a Isabel por la decisión desproporcionada que el centro había tomado y dejaron entrar a la familia al completo a la reunión a la que asistían. “La reacción de ella fue muy fuerte. Me sentí discriminada porque uno no tiene que señalar, ni juzgar, ni criticar a una persona. Yo me sentí bien vestida”, denunció Isabel posteriormente.

Por suerte, hoy en día podemos denunciar estas situaciones a través de las redes sociales para concienciar a la sociedad que esto no debe seguir ocurriendo y, que aunque a veces nosotros no seamos las víctimas de estas situaciones, debemos saber que esto sigue ocurriendo.



La noticia no tardó en hacerse viral en las redes y con ello llegaron los comentarios machistas frente a los que defendían, justamente, la libertad de Isabel en cuanto a su vestimenta. Ella tiene sus ideas muy claras y no se ha dejado llevar por las críticas. 

Isabel tiene todo el derecho del mundo a vestir como ella quiera. Y tú, ¿te has sentido juzgada o juzgado alguna vez por tu vestimenta?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Heraldo de Colombia