Ya sabéis que, en esta página, somos unos grandes aficionados al mundo del tatuaje. Nos fascinan las obras de arte plasmadas encima de la piel y, siempre que encontramos algún caso espectacular, no dudamos en traéroslo… y hoy es uno de esos días. Ahora lo veréis.

Funky Matas es un extatuador venezolano que, a pesar de vivir en Florida, se ha ganado el cariño de todo el mundo por su más que peculiar afición: coleccionar firmas y tatuárselas en la espalda.

Esto no es algo nuevo en su vida y, de hecho, lleva ya toda una década coleccionando estas firmas, acumulando ya 225 que le han valido el récord mundial en esta disciplina que, hasta hoy, no sabíamos que existía (ya sabéis cómo va el tema de los récords mundiales).

Para entender esto, tenemos que remontarnos a la época en la que Matas todavía ejercía como tatuador. Fue entonces cuando se le encendió la bombilla y decidió que quería hacer un proyecto con tatuajes sobre su cuerpo, aunque no lo tenía claro.

Antes de que llevase a cabo su idea, barajó dos opciones: convertir su espalda en un formulario similar a MySpace (no sabemos muy bien cómo se habrái resuelto esto), o bien hacer que sus amigos y familiares le firmasen la espalda con una máquina de tatuar. Ya sabéis por cuál de los dos caminos se encaminó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Fünky Matas (@funky)

El artista del tatuaje optó por dejar que sus amigos le firmasen la espalda y, más adelante, pasó a su familia. Pero es que claro, acabó relativamente rápido con todos los candidatos posibles y fue cuando decidió empezar con las firmas de las celebridades.

El mecanismo que utilizaba, en realidad, era de lo más simple: conseguía que las celebridades le firmasen donde fuese y luego pasaba ese tatuaje a la espalda. Así pues, se propuso dar con todos sus famosos favoritos y, una década después, ha conseguido romper un imprevisible récord… ¿Qué más se puede pedir? 



Funcky, ahora, tiene en su espalda la firma de artistas como Will Smith, Elijah Wood o Michael J.Fox, por no mencionar la de los actores de doblaje originales de personajes como Bob Esponja y Darth Vader.

Otra cosa importante es que Matas no deja que cualquiera tenga un lugar en su cuerpo: «Si firmaste mi espalda es porque me inspiraste de alguna manera o vivimos un momento genial juntos», y señala que «Esos momentos están grabados para siempre en mi cabeza y nunca me arrepentiré de una firma, incluso si esa persona y yo dejamos de hablar».

El proyecto de Funky ha inspirado a mucha gente a hacer lo mismo, cosa que también lo ha pillado desprevenido: «Nunca en mi vida pensé que iba a haber otra persona haciendo lo mismo o que iba a inspirar a alguien a hacer lo mismo».

Mata cuenta ya con más de 573.000 seguidores en Instagram (@funky), con los que comparte todas sus aventuras en el mundo de la tinta y las agujas. Os invitamos a echar un vistazo por sus fotos y vídeos, porque son verdaderamente divertidos. Os dejamos uno de ellos:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Haríais lo mismo que él? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.