El reino animal es una auténtica locura. En anteriores ocasiones ya os hemos traído vídeo es los que podemos ver que la fauna de nuestro planeta, cuando se lo propone, es capaz de cosas que superan a cualquier película de ciencia ficción. Estos últimos meses, sin ir más lejos, vimos ese triste vídeo en el que una cacatúa se despedía de su fallecida pareja. Y es que cosas así no se dan solo en las películas de Pixar. Aunque la noticia de hoy es algo más compleja que todo esto.

Hace unos días, se viralizó en Twitter un vídeo en el que podíamos ver a unas tortugas corriendo en círculos como si no hubiera un mañana. El clip es tremendamente confuso y muestra a estos animales haciendo algo que nunca antes les habíamos visto hacer (al menos a esa velocidad.

Muchas tortugas no son tan lentas como nos ha hecho creer la cultura popular, pero es que lo que se veía en el clip era algo de otro planeta. ¿Cómo era eso posible? Si algo no faltaron fueron las teorías.

Y es que muchos usuarios achacaron el comportamiento de los animales a que habían sido víctimas de algún tipo de brujería, incluso que los cuidadores les habían puesto droga en la comida… pero lo cierto es que todas estas teorías no podrían haber estado más erradas.

Algunos usuarios, en lugar de ponerse a especular, se pusieron a investigar una posible causa factible de lo que estaba ocurriendo… y, como siempre cuando se utiliza el cerebro y no otras partes del cuerpo, dieron con una respuesta: se trataba de una especie de obra de arte creada con CGI por el artista Vernom James Manlapaz (@vernbestintheworld), especializado en esta técnica de diseño.

Él fue el primero en compartir el vídeo en su perfil de Instagram y, desde ahí, alguien lo compartió en el resto de redes sociales, llegando hasta el post de Twitter en el que se viralizó. Estas imágenes, sacadas de contexto y teniendo en cuenta el realismo que emanan, podían ser muy peligrosas… y así resultaron.



Manlapaz es un artista californiano cuyas animaciones ya se hicieron virales en 2016, con aquel famoso vídeo de unos esqueletos gigantes bailando. Ahora, en otra etapa artística, le ha dado por el tema de los animales… y de ahí el vídeo de las tortugas veloces.

Y es que esta no es la primera animación que nos cuelan como real. Hace unas semanas, circuló por la red (y por los chats de WhatsApp de los más crédulos), un vídeo en el que podía verse la Luna pasando muy cerca de la Tierra. Aquello también era fruto del CGI, solo que, en aquel caso, el responsable fue el artista @aleksey__nz.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Creíais que eran tortugas reales? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.