Rechazar a alguien porque no sientes ningún tipo de atracción es algo completamente normal: todos lo hemos hecho y todos lo hemos sufrido. Pero lo que ya no es tan normal es que la base del rechazo sea que la otra persona tiene un empleo ‘humilde’; ahí ya estamos hablando de un tipo de discriminación inaceptable. Y justamente esto fue lo que le pasó al protagonista de nuestra historia de hoy, un joven que fue rechazado por el simple hecho de trabajar de albañil.

Todo comenzó cuando el propio afectado compartió en sus redes sociales (@elnegrogalileo) la captura de la conversación en la que, básicamente, intentaron humillarlo por la profesión a la que se dedicaba.

La reacción de la gente fue inmediata y el afectado recibió una gran cantidad de apoyo. Pero lo más importante de todo esto es la reflexión que el trabajador de la construcción compartió junto con la captura: “Siempre nos discriminan a los albañiles”.

Se trata de una conversación bastante corta, pero lo cierto es que hay suficiente para ver cómo una mujer rechazaba al protagonista de esta historia por el simple hecho de que se dedicaba a la albañilería.

Ambos se estaban conociendo y  apenas si habían tenido la ocasión de hablar de temas personales cuando surgió el tema del trabajo: «Posta, ¿y de qué laburas ahora?», a lo que él respondió con total naturalidad «Albañilería y esas cosas»… y aquí todo se vino abajo.

Él, estupefacto ante esta situación, le recuerda que lo importante es tener trabajo, pero ella insiste en sus prejuicios y le dice una frase que entra en cualquier pecho como un puñal: «No es lo mismo decir que salgo con un encargado que con un albañil gordi, no lo tomes a mal». De no creérselo.



La conversación sigue y, a pesar de que él se muestra bastante desconcertado con esta situación, lo cierto es que  ella no hace más que insistir: «que sé yo gordi, un lástima. Me gustabas». Ella, en este punto, ya había dado por zanjado el tema y hasta ahí había llegado este breve intercambio de mensajes.

La publicación fue toda una sensación en Twitter y, en este momento, acumula ya casi 50 mil ‘me gusta’ y miles de comentarios que apuntan en la misma dirección: animar al pobre Galileo y repetirle una y otra vez que esto es lo mejor que le podía haber pasado, ya que estar con alguien así no valía la pena en absoluto.

No se sabe nada más respecto a cómo acabó todo este asunto y si, finalmente, el albañil consiguió encontrar el amor. Desde aquí, le deseamos toda la suerte del mundo.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? ¿Creéis que está bien discriminar a alguien por su trabajo? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Clarín.