La casa de papel‘ llegará a su fin con el estreno de los 5 últimos episodios el 3 de diciembre. El rodaje de la serie ya ha terminado por lo que los actores y actrices ya se han despedido del equipo y de los escenarios que les han acompañado durante este tiempo, por lo que algunos quisieron llevarse a casa un pequeño recuerdo.

El medio Infobae ha tenido la oportunidad de entrevistar a parte del reparto de la exitosa serie que se sinceró sobre lo que se habían llevado del rodaje… y la verdad es que hay objetos de lo más curiosos. ¿Os los vais a perder?

Sinceridad ante todo

Patrick Criado, que se ha estrenado esta temporada dando vida al hijo de Berlín, explicaba que se llevó un reloj «sin querer»: «Yo me llevé, sin querer, y me di cuenta cuando llegué a casa y luego es verdad que no lo avisé, un reloj del personaje«.

Pedro Alonso, el actor que interpreta a Berlín, bromeaba sobre este tema: «Así es como el hombre vende su alma al diablo. Yo me lo llevé sin querer y luego ya que me lo había llevado…«, expresaba con mucho humor. Él, por su parte, sí que se había llevado algo con plena voluntad: de hecho, relata que siempre suele quedarse una prenda de ropa de los personajes que interpreta. En esta ocasión no lo consiguió, pero se llevó una máscara y una claqueta que le hizo una de las técnicas.

Pelucas, gafas, gorras…

Najwa Nimri, que encarna a la inspectora Sierra, se ha llevado uno de los detalles más llamativos. «Yo, las pelucas. Netflix no lo sabía, lo he dicho hoy por primera vez. Son caras, son a mi medida y llevan mis ideas dentro. Siempre tengo la extraña cosa esotérica que pienso que si alguien se queda con mis pelucas se queda con el pensamiento de mi personaje, entonces las cojo porque no quiero que nadie toque la cabeza de mis personajes«, confiesa la actriz.

Álvaro Morte, el encargado de dar vida a El Profesor, se quedó con varios elementos que caracterizaban a su personaje:  «Un par de las gafas que usa El Profesor y una gorra que saca cuando conversa con el ruso, una gorra verde con un ciervo, y con una de las caretas«, revelaba.

¿Ladrones en la vida real?

Finalmente, Hovik Keuchkerian (Bogotá en la ficción), Belén Cuesta (Manila), Esther Acebo (Estocolmo) y Lukas Peros (Marsella) se llevaron una máscara y un mono, aunque este último tenía otras intenciones: «Yo quería robar un gorra… pero no soy un ladrón, soy un actor«, decía entre risas. Y es que la plataforma Netflix obsequió al elenco con una caja dorada que incluía una máscara de Dalí, un mono rojo y una carta de agradecimiento.



Jaime Lorente bromeó con que se había llevado dos focos y una pistola, pero entre risas reconoció que era broma. Curioso es el caso de Enrique Arce, que da vida a Arturo Román, ya que no se llevó nada: «No supe que era mi último día y no me llevé nada«.

Antes de acabar, os dejamos el tráiler del primer volumen de la quinta temporada:

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: infobae tikitakas