Nuestra vida puede cambiar de la noche a la mañana y, en 2020, la de todo el mundo cambió. Como un mazazo, nuestra forma de vida dio un vuelco con la llegada de la epidemia; nuestras vidas se pusieron patas arriba y nos tuvimos que adaptar a estos tiempos tan complicados en el que debemos ser muy conscientes y actuar más que nunca con nuestro sentido de la responsabilidad. Pero hoy no queremos hablar de esta terrible pandemia que tanto daño está haciendo; para eso ya tenemos los periódicos y la televisión.

Se dice que las cosas que fácilmente vienen fácilmente se van; que aquello que conseguimos sin luchar por ello, es efímero. Y es que nada que vale la pena es rápido y fácil de conseguir, a no ser que tengas suerte y, por ejemplo, tu apellido esté en una privilegiada lista.

Se acabó lo de cantar "estoy buscando dinero mucho money pa' gastar..."
Se acabó lo de cantar «estoy buscando dinero mucho money pa’ gastar…»

pay me bitch better have my money GIF

El año pasado, el Gobierno de Escocia publicó una lista oficial de viviendas que no habían sido reclamadas después de la muerte de sus propietarios, ya sea porque estos no hicieron testamento o porque no se han identificado parientes cercanos. En el país, hay 435 propiedades sin dueño que pueden superar los 500.00 dólares y entre ellas encontramos terrenos, castillos, mansiones…

El cambio legal en la práctica

En estos casos, las propiedades automáticamente pasan a ser de la Corona y esta la remite a la Office of Queen’s and Lord Treasurer’s Remembrancer, que se reserva los bienes hasta que son reclamados. Tras un periodo de tiempo sin ser exigidos, volvían a la Corona.

Todo cambió en marzo de 2016, cuando el Parlamento escocés aprobó una Ley de Sucesión que facilitaba todo el proceso y eliminó varios requisitos. De este modo, una de las formas de probar el parentesco es que tu apellido coincida con el del anterior propietario.



Por ejemplo, en junio del año pasado una mujer pensionista llamada Margaret Abbotts heredó más de 300.000 libras de su media hermana cuya existencia desconocía hasta que un despacho de abogados la contactó.

Vamos a lo interesante: ¿eres una de las afortunadas personas que podría estar viviendo ahora mismo en el escenario de las aventuras de la serie ‘Outlander‘?

Los apellidos de la fortuna

En la lista del Gobierno escocés existen propiedades a nombre de apellidos como Carlin, Hunniball, Malone-Philban, Raube, Wyllie, Cochrane, Chisolm, Gaja y Stelfox.

Se calcula que, entre Inglaterra y Gales, hay unas 8.000 propiedades que no han sido reclamadas… Casi nada. Y, ya que estamos, os dejamos con el tráiler de la primera temporada de ‘Outlander’:

¿Tenéis alguno de estos apellidos? ¿Qué os parece el proceso de reclamación de propiedades de Escocia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: DailyMail – ABC