Ylenia Padilla, hace un par de años, era una de las mayores estrellas de Telecinco. Era una de las colaboradoras más cotizadas de la cadena y, cada vez que abría la boca, subía el pan. Para Mediaset era como la reina Midas de las polémicas: cada vez que aparecía en un plató o en un reality, desataba un tsunami de comentarios que elevaban la audiencia.

La pudimos ver en Gran Hermano, Sálvame, Viva la vida, entre otros programas y, con ella, parecía que nunca teníamos suficiente… hasta que un día, de la noche a la mañana, desapareció para siempre de nuestras pantallas.

Una nueva perspectiva laboral

Con el paso de los meses y tras pasar varias semanas en silencio, Ylenia reveló que su relación con Mediaset había acabado y, desde entonces, no se le ha vuelto a ver el pelo por ahí. Ha participado en programas de radio como ‘Yu, no te pierdas nada’ y, según repite en cada uno de sus lives en Instagram, este será el camino que, en el futuro, seguirá recorriendo.

Pero es que ella parece no tener la más mínima intención de retractarse. De hecho, en su último directo con sus seguidores, se quedó bastante a gusto despotricando de Telecinco como si no hubiera un mañana, rebautizando al grupo de comunicación italiano como ‘Telemierda’ o ‘Mierdaset’; así, muy a su estilo.

Del amor al odio

«De esos personajes no pienso nada, lo he desintonizado de mi tele. Yo lo veía porque trabajaba ahí, facturaba. No pierdo mi tiempo en ver esa basura, hago otras cosas», aseguraba Ylenia visiblemente molesta.

Y es que, si entrasteis a Twitter ayer por la noche, muy probablemente os disteis cuenta de que el nombre de la televisiva fue tendencia durante bastantes horas. Entre todas las cosas que dijo, aseguró que Mediaset la había llamado para, según sus propias palabras, «levantar sus audiencias de mierda» y que ella, simplemente, los bloqueó.

«Gente que se gasta todo su dinero en la telebasura me juzga a mí, que vivo independientemente, como Dios, sin pedirle nada a nadie ni necesitar nada de nadie. Y me vienen a dar lecciones», señalaba la de Gandía Shore.



También tuvo unas palabras para el último programa en el que participó, Viva la vida… y bueno, lo cierto es que tuvo una forma bastante poco sutil de decir que no servía de nada trabajar ahí: «No voy a estar comiendo ojales ni haciendo el imbécil», señaló.

Algunos de sus seguidores la cuestionaron también por el tema del dinero y si era posible que, con un monto importante, se sintiese motivada para volver a fichar por la cadena que la vio crecer: «No hay ceros en esa cadena para que yo vuelva», zanjó.

AQUÍ OS DEJAMOS EL VÍDEO:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Qué pensáis que se oculta detrás de la rabia de Ylenia a Mediaset? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.