A pesar de que ya estamos en los últimos meses de 2021 y la edad de piedra ya queda bastante lejana en el tiempo, siguen dándose casos como el que ocupa nuestra historia de hoy. Todo comenzó cuando una pareja se sirvió de las redes sociales para denunciar que, recientemente, les habían negado el alquiler de un piso cuando uno de los propietarios del mismo se enteró de que la futura inquilina era una mujer trans.

Thiago Leis publicó en su cuenta personal de Twitter las capturas de pantalla que demostraban la injusta y transfoba situación que había vivido junto con su pareja, justo cuando ya pensaban que habían encontrado el piso de sus sueños.

En la conversación puede verse cómo se le comunica que, cuando el dueño del inmueble se enteró de que su pareja, Emma Velasco, era una mujer trans, decidido recular y no alquilarles el piso.

«No nos quieren alquilar por la transición de Emma. Siglo XXI», expresó Leis en su tuit, acompañado de las capturas de pantalla correspondientes que, como podréis comprobar, sonrojan a cualquiera que tenga dos dedos de frente.

Una situación inadmisible

Por lo visto, fue una vecina la que hizo de intermediaria para conseguirles el alquiler de ese apartamento. En el mensaje puede leerse que ella misma les explica que el motivo del rechazo fue que el propietario era ‘homofóbico’ y que a la esposa, que también era copropietaria del inmueble, «le daba lo mismo».

Según cuenta Leis, la vecina intentó ayudar a la pareja para que consiguiese el alquiler del piso, pero los propietarios, llegados directamente de la época del cromañón, decidieron que la identidad de género de la futura inquilina era inadmisible: «No se hace por el tema de tu pareja», le escribía la vecina.

Estaba casi alquilado

Y lo peor de todo es que el piso ya estaba casi alquilado, ya que los dueños habían aceptado a las mascotas y pedían lo que la pareja consideraba un precio ‘razonable’… pero es que todo se torció cuando Thiago, a pedido de su pareja Emma, comentó que ella era una mujer trans.



Una reclamación viral

Ellos contaron su historia en redes sociales y, a las pocas horas, esta ya se había viralizado… y con razón: la gente se mostró muy indignada con que, en pleno siglo XXI, todavía se sigan dando este tipo de situaciones (aunque, si vemos las noticias, no deberíamos extrañarnos demasiado).

A pesar de todos los comentarios de apoyo, Emma recibió también algunas críticas: «Lo que no me gusta de todo esto es la cantidad de cosas horribles que he tenido que leer, como que sólo me victimizo o que estoy desviada. No puedo creer que la gente viva en burbujas», explicaba.

Thiago, por su parte, lo único que ha querido es mandar un mensaje a todas las personas que alquilan pisos, pidiéndoles un poco de sentido común: «Lo único que queremos es vivir en paz, cumpliendo con todas las reglas».

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta situación?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Clarín.