Internet está lleno de reseñas falsas o exageradamente negativas que pueden llegar a tener unas consecuencias nefastas para bares y restaurantes. Es por ello que muchos dueños de negocios a veces deciden dejar una respuesta a esos comentarios carentes de veracidad con el objetivo de defender su local y a sus trabajadores/as.

El perfil de Twitter de ‘Soy Camarero’ ha compartido una secuencia de comentarios en su cuenta tras la que el propietario de un local de copas de Salamanca llamado ‘Perla Negra’ ha sido tremendamente alabado por otros usuarios y usuarias. Al parecer, este hombre vio un comentario negativo obre uno de sus trabajadores y no pudo quedarse callado.

episode 7 imaginary dance with mary GIF by Imaginary Mary on ABC

El comentario en cuestión hacía referencia a las supuestas «malas artes» del camarero, según cuentan en La Vanguardia. La crítica empieza tal que así: «Totalmente desaconsejable. El camarero nos tira una copa por encima y ni nos pide disculpas y nos cobra sin reponerla». Podría ser algo que ocurriese de verdad, ¿no?

Pero todavía hay más. Resulta que, a pesar de esa mala experiencia, los clientes decidieron volver al lugar… tras ello, volvieron a publicar una reseña en Google: «A los dos días volvemos y nos dicen que no nos sirven en terraza por estar mojada por tres veces advirtiéndole que no nos molesta… se niegan a atendernos con contestaciones despóticas y soberbias. Totalmente insultante», aseguran.

Pequeños detalles

Al leer estos dos comentarios, el dueño del local decidió hablar con el trabajador y preguntarle por su versión. Además, se puso a revisar las cámaras de seguridad para comprobar la veracidad del relato del cliente. Y… ¡sorpresa! La realidad no era exactamente como la habían descrito en la reseña.

Say What Excuse Me GIF by HULU

Parece ser que el camarero sí les ofreció una copa gratis tras el incidente que señala el usuario en la primera reseña. Pero no solo eso. Los que habían tenido una actitud lamentable la segunda vez que acudieron al lugar fueron los clientes. El propietario lo explicó en su respuesta: «Hoy habéis pedido directamente en la barra y después, como el camarero no salía, habéis llamado por teléfono al local para que os sacaran una copa a la terraza».

¿Se habría olvidado el cliente de esos «pequeños detalles»? No lo creemos. Pero lo cierto es que el dueño les puso en su sitio de una forma magistral. Para acabar, de hecho, les intentó abrir los ojos acerca de lo dañino que puede llegar a ser dejar ese tipo de comentarios: «No sé si seréis conscientes que este tipo de comentarios infundados pueden poner en peligro el empleo de las personas que os hayan atendido, ya que no todos los responsables piden la versión a los empleados cuando leen estas valoraciones», concluye.



 

Y vosotros/as, ¿por qué creéis que la gente tiene la necesidad de inventarse historias como esta para dejar mal a alguien?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia