Actualmente después de visitar un restaurante es muy habitual dejar opiniones o reseñas sobre cómo ha sido nuestra experiencia, de la misma forma que es algo muy normal leer las reseñas de un local antes de entrar en él o fijarse en ellas cuando buscamos nuevos sitios que puedan ser de nuestro agrado. Es normal encontrar críticas tanto positivas como negativas, pero siempre deberían ser argumentadas y razonadas y, sobre todo, escritas desde el respeto. Como ya habréis leído en el título, este no es el caso de las reseñas que veréis a continuación.

@anna_panades es una tuitera que se ha hecho eco de las épicas respuestas de un restaurante gerundense a las críticas y malas puntuaciones que recibe en distintas plataformas de valoración. Se trata del restaurante Casa Anita, ubicado en Cadaqués y que ahora se ha hecho conocido y no precisamente de forma positiva.

Y es que los propietarios del restaurante no aceptan las críticas de la mejor forma y no dudan en responder con dureza y sin ningún tipo de tapujos como podréis comprobar a lo largo y ancho de este artículo.

Disgusted No Good GIF by britbox

Faltas de respeto por doquier

«No mostraban el menú a los clientes. Los platos tardaron 30 minutos en llegar. Servicio pobre«, escribía un comensal que, además, veía el precio excesivo. La respuesta del restaurante sí que no tiene precio: «Llorona. Ya te imagino en el colegio cada día llorando«.

Otro comensal señalaba que la mayoría de pescado era congelado y que desde el restaurante animaban a pedir muchos platos sin hacer referencia al precio. En este caso, el dueño recomendó que vieran varias películas. «Mira la película de Alfredo Landa. Los Santos inocentes te gustará mucho. La escena de Paco rabal que se mea en las manos está muy bien fue escena real. Hazlo y después sales a pasear te das una vuelta 40 km. Recuperas mucha energía. Te irá bien«.

«Mira la película Cazafantasmas»

Ante el comentario de un comensal que tildaba al propietario como «un pelín fantasma«, desde el restaurante volvían a hacer uso del cine y respondían lo siguiente: «mira la película Cazafantasmas, te gustará mucho. Sales tú«.

«Muy limitado«, comentaba escuetamente otra comensal, pero el propietario del restaurante no dudó en explayarse: «Es bien verdad que cuando la cabeza no tira ni las aspirinas hacen efecto. Yo recomiendo un buen porrazo en la cabeza tres veces al día. El primer golpe no da efecto… El segundo sí».



¿Qué pensáis del propietario de este restaurante?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: huffingtonpost