La genética es una auténtica lotería. Los árboles genealógicos de algunas familias son más complejos que los de algunas monarquías y, en ocasiones, surgen cosas como las que os traemos hoy: casos en los que padres, padres y abuelos son tan parecidos que, por más que pasen los años, podrían pasar por gemelos. Ahora nos entenderéis:

1De abuelo y nietos

El abuelo y el nieto, más o menos a la misma edad, pero con 70 años de diferencia entre el uno y el otro.

2El ejército en la sangre

En esta familia, lo de alistarse en el ejército es algo que se lleva en la sangre: la primera foto es del 2014, pero la segunda es de su abuelo en 1963… vamos, que ha llovido bastante entre la una y la otra.

3Dos gotas de agua

Abuela y nieta tienen una genética bastante fuerte hasta el punto de que, habiendo más de 60 años de diferencia entre una foto y la otra, podrían pasar perfectamente por hermanas.

4Bigotes imperturbables

Hay gente que dice que los bigotes pasaron de moda en los años 80, pero, como podemos ver entre este padre e hijo, las modas no se llevan muy bien con genética.

 



5La chulería del abuelo; la chulería del nieto

Eso de ser ‘el más chungo del barrio’, por lo visto, pasa de generación en generación… y la verdad es que podría ser uno de los protas de ‘West Side Story’.

6Madre e hija

Ambas con 9 meses de vida y ambas clavaditas… podría ser dos bebés gemelas.

7Marcas en el tiempo

Madre e hija tienen la misma marca en la uña del dedo pulgar… y lo cierto es que es un detalle pequeño, pero bastante llamativo y extraño.

 

834 años de diferencia

Pero fácilmente podríamos decir que este padre ha viajado en el tiempo directamente de los años 80 a la actualidad… ¡Son clavados!

9Las décadas que no cambian nada

Hay 29 años de diferencia entre estas fotos de madre e hija… y lo cierto es que podrían pasar por hermanas.

10Y es que no hay nada más bonito que parecerse a tu abuelo

Entre estas dos fotos hay más de 40 años de diferencia, pero esa mirada picarona es algo que va muy arraigado a los genes.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas pruebas de que la genética es, en muchos casos, una locura? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.



Fuente: Genial.Guru.