Este último año de pandemia ha sido una auténtica locura… y eso es paradójico teniendo en cuenta que apenas hemos podido salir de nuestras casas. Hemos estado gran parte del tiempo encerrados y ello ha hecho que nuestra imaginación se dispare. Hemos potenciado algunas aficiones, hemos descubierto otras y, sobre todo, hemos tenido tiempo para aburrirnos (sé que no todos, es una generalización).

youtube lock GIF by Impulse Series

Esto ha provocado que nos pasemos horas y horas mirando páginas webs para matar el tiempo y, con ello, descubramos algunos desafíos como el que os traemos hoy que, al menos a nosotros, nos ha dejado con el culo completamente torcido (en el mejor de los sentidos).

La falibilidad de nuestro cerebro

Lo mejor de este reto es que engaña a nuestro cerebro, exponiendo su vulnerabilidad y, sobre todo, lo poco fiables que son nuestros sentidos (y lo fácil que es engañarlos con una simple foto).

Episode 1 Mind Blown GIF by The Office

En la mayoría de ocasiones, nuestros ojos transmiten a nuestro cerebro la información correcta sin mayor complicación… pero eso si lo hacemos en condiciones ‘normales’. Existen infinidad de ilusiones ópticas que llevan nuestra capacidad visual al límite y, sobre todo, le ‘sacan los colores’; en este caso, de forma literal.

jurassic park mind blown GIF by Spotify

Y es que a nuestro cerebro le encanta ‘llenar’ algunos ‘vacíos de información’ con los que nos topamos al mirar según qué cosas. Cuando algo no concuerda del todo, lo más probable es que hagamos un ejercicio de ‘relleno’ y adaptación para que todo encaje. Y eso es lo que os demostraremos hoy.

El doctor tiktoker ataca de nuevo

En un vídeo subido por el doctor estadounidense Karan Raj (@dr.karanr) a su canal de TikTok, podemos ver, como dice él, que nuestra vida ‘es una mentira’; o al menos en parte. Y para comprobarlo solo tenéis que mirar esta imagen que, de entrada, os resultará extraña por los colores elegidos para el césped, el cielo, y los árboles.



Todos estamos de acuerdo en que no son los colores ‘normales’ que deberían tener estos objetos, pero la gracia del experimento está en que miréis el vídeo que os dejamos más abajo. En él, el doctor tiktoker nos hace mirar al punto negro del centro de la imagen durante unos segundos y después, de golpe, cambia la fotografía por una igual, solo que ahora en blanco y negro. Lo que ocurre a continuación es de locos.

Como si de algún tipo de magia oscura se tratase, de repente, la imagen adquiere los colores ‘naturales’, los que tenemos asociados al paisaje que estamos viendo en realidad. ¿La explicación? Pues que, ante la anterior exposición de color y el repentino cambio a blanco y negro, nuestro cerebro intenta rellenar los colores para conservar la sensación de ‘normalidad’ que tenemos asociada a este tipo de paisajes, pero no es más que un mecanismo cerebral ya que dichos colores NO están ahí.

Aquí tenéis el vídeo del reto:

Y es que nuestros ojos, en alianza con nuestro cerebro, nos engañan (a veces). Y no estamos hablando de cuando se enciende la luz de la discoteca y vemos a nuestro ligue, sino de todos los estímulos que percibimos en general. Somos seres perfectamente imperfectos y, teniendo en cuenta que no tenemos solución, lo mejor es pasárnoslo bien viendo estos ‘fallos’ de nuestro diseño biológico.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este reto? ¿Habéis podido percibir el cambio de color? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.