El sexto sentido es una de las películas de terror más famosas del séptimo arte. Y es que la película no solo tiene escenas escalofriantes que nos mantienen en vilo desde el principio hasta el final, sino que sus inesperados giros de guion han sorprendido a todos sus espectadores y espectadoras. Y qué decir de su apoteósico final…

La película, dirigida por M. Night Shyamalan, contaba la historia de un niño traumatizado llamado Cole que afirmaba ver espíritus que le explicaban cómo habían fallecido y era tratado por un prestigioso psicólogo infantil. Pues bien, para esta historia, Shyamalan se basó en una serie de sucesos que vivió en sus propias carnes…

Basada en hechos reales

En una edición especial de la película que cuenta con contenido adicional, Shyamalan explicó que, durante su infancia, le daban miedo la oscuridad y los espacios solitarios.

Y es que, en sus películas, Shyamalan siempre ha intentado contar una historia sobre sus propias vivencias. «Mi primera película fue sobre ir a la India y aprender sobre mi herencia y la segunda fue sobre mi experiencia en la escuela católica 10 años después. Esta fue sobre tener miedo en mi infancia todo el tiempo. Me decía: ‘No salgas de ahí, no vayas a la habitación, no bajes las escaleras, eso es terrorífico…’ Todo realmente me asustaba. Yo era un niño muy tímido y el miedo a lo que hay en la otra habitación o al final del pasillo daba terror«.

¿Es ‘El sexto sentido’ real?

De hecho, Shyamalan no dudó en detallar una de las vivencias más aterradoras que había vivido. Un día, al volver a casa con su familia tras haber visitado un centro comercial, se encontró la puerta abierta.

Sus padres pensaron que alguien había entrado a robar en la casa, pero a Shyamalan lo primero que le vino a la cabeza fue algo más sobrecogedor. El padre del director entró al inmueble para averiguar qué había pasado y asegurarse de que su familia no corría ningún peligro. «Él entró y yo estaba muerto de miedo. Tenía mucho miedo«, ha explicado el director indio.

A todo esto, Shyamalan estaba aterrado, y más cuando su padre decidió hacerle una broma: le enseñó una imagen de una figura aterradora diciéndole que le esperaba junto a su cama para hacerle daño. Esto no ayudó en absoluto a Shyamalan, que cada vez que volvía a casa pensaba en que habría algún ente esperándole…



Una historia que le dejó huella

Toda esta experiencia fue lo que le inspiró a rodar ‘El sexto sentido’. «Tuve pesadillas para siempre y la escena de Vincent en El Sexto Sentido fue sobre alguien que vuelve a casa y hay alguien esperándote allí. Ese tipo de imágenes me torturaron por un tiempo».

Pero… ¿qué pasó realmente con la puerta? ¿Cómo podía estar abierta? La respuesta está en el perro de la familia, Adam, quien se había quedado atrapado y, al forzar la puerta, acabó abriéndola.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: vix revistagq