El tiempo vuela cuando te diviertes… y cuando bailas ‘Gangnam Style’ en la discoteca como si no hubiera un mañana. Y es que este maravilloso single coreano acaba de cumplir 9 años de su lanzamiento y, aparte de sentirnos muy mayores, hemos querido aprovechar para dar un repaso a la vida de PSY, el cantante que hizo posible ese éxito en 2012 y que, desde entonces, ha estado bastante desaparecido.

Casi diez años después, esta canción sigue resonando en nuestra cabeza: todos la hemos bailado, cantado , disfrutado y sufrido… y es que, recordemos, está canción pego tan fuerte que no había un solo rincón de la Tierra en el que, aquel caluroso verano, no sonase esta pequeña y fugaz obra de arte.

Un ‘pelotazo’ histórico

PSY, el artífice detrás de todo esto, era un artista surcoreano muy conocido en su país en el momento de dar este ‘pelotazo’. Gracias al éxito del ‘Gangnam Style’, él pudo llegar a todas las emisoras del mundo y, a pesar de que, durante esa época, todo fue maravillosamente idílico, el éxito de su primer (e inimitable) hit acabó por ser más una condena que una bendición.

En 2012, PSY tenía 35 años y había tocado el cielo, confeccionando uno de los mayores éxitos musicales de la década y convirtiéndose en el vídeo más reproducido de Youtube, plataforma en la que ahora acumula más de 4.000.000.000 de reproducciones (y eso son muchos ceros, amigos).

El hombre más deseado del mundo

Y es que, por aquel entonces, todo el mundo quería trabajar con el creador del mayor éxito musical de los últimos años. Marcas de moda, productos alimenticios y hasta algunas de las mayores celebridades de la historia reciente de la música, como Madonna o Britney Spears.

Nunca antes repetir un estribillo hasta el cansancio y simular que se cabalgaba un caballo había salido tan rentable… y PSY pudo disfrutar de una calma que, como veréis a continuación, solo era el precedente de una furiosa tormenta.



El lado oscuro del éxito

Su repentina fama y la fuerte presión que recibió por parte del mercado musical empujaron a Park Jae-sang, que es su nombre real, a una espiral de alcohol que lo tuvo prisionero durante muchísimos años. Así lo reveló él mismo en una entrevista hace cinco años:

«Si estoy feliz bebo, si estoy triste bebo, si hay sol bebo, si hace frío bebo, si hace calor bebo (…). El vodka coreano es mi mejor amigo. También bebo whisky, vodka, tequila, lo que sea, Bebo en cada momento del día», reconocía el cantante.

Y es que, por lo visto, sintió que con el éxito de su primer ‘pelotazo’ había tocado techo y, por lo tanto, nunca más podría hacer nada parecido: «Después de ‘Gangnam Style’ yo era feliz, pero a veces no me sentía así porque sabía que esa iba a ser la canción más importante de mi vida y que no volvería a estar en la cima nuevamente».

‘Gentleman’ llegó un año más tarde y, a pesar de acumular también varios millones de reproducciones, no le llegó ni a la uña del pie del éxito conseguido por el ‘Gangnam Style’… y eso no pasó desapercibido en la vida de este artista que, ahora, recuperado, solo quiere pasar desapercibido: «Sin gafas de sol no me reconoce nadie. Para pasar desapercibido solo tengo que quitármelas».

Pero las polémicas no paran de llegar a la vida de PSY y, como quizá recordaréis, hace un par de años estuvo en el centro de la polémica al estar bajo investigación por, presuntamente, formar parte de una trama orquestada, según una investigación del Hollywood Reporter, por la productora YG Entertainment, responsable de ‘Gangnam Style’.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de PSY?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.