Danae Mercer, una influencer británica de 33 años, se está haciendo viral con uno de sus vídeos por mostrar cómo una aplicación móvil puede llegar a modificar nuestro cuerpo en las imágenes que compartimos a través de Instagram o cualquier otra red social. La mujer usó una de sus propias fotografías para mostrar el proceso de edición, sorprendiéndose ella misma al terminarlo y ver el resultado.

En menos de 5 minutos fue capaz de reducirse la cintura, hacer desaparecer su celulitis y quitarse las arrugas de la cara, advirtiendo a la gente de que muchas y muchos influencers utilizan este tipo de apps para hacer lo mismo. Algo que provoca que ciertas personas se intenten esforzar por tener un cuerpo ‘perfecto’, para parecerse a sus referentes, y se sientan terriblemente frustradas por no conseguirlo.

Danae Mercer, que es periodista, denuncia el exceso de edición fotográfica en estos casos precisamente por el peligro que conlleva. Según dice, este tipo de retoques se los realizan quienes no se aceptan a sí mismxs, y acaban provocando que las demás personas tampoco se acepten, pues se guían por unos estándares de belleza inalcanzables.

«Mi yo falsa, mi yo relajada»

Su forma de luchar contra esto fue mostrarse como realmente es al lado de la imagen editada. «Mi yo falsa / «Mi yo relajada», podía leerse en la foto. Esto mismo lo hemos visto otras veces en distintos perfiles, pero la verdad es que todavía sigue siendo algo muy necesario. Además, al parecer, la influencer lleva una vida muy sana y no por ello deja de tener barriga, así como otras características físicas que hasta ahora se han considerado ‘defectuosas’ por parte de la sociedad.

«Encojo mi cintura y aliso la vena de mi frente, luego me deshago de los hoyuelos en mis muslos. Aplicaciones como estas existen para fotos y videos. Mi punto aquí no es avergonzar a las mujeres que les hacen esto a sus cuerpos, porque he estado en ese espacio, encogiéndome a través de aplicaciones, y no es equilibrado», escribió Danae Mercer en su Instagram.

Quiere recordarle a todo el mundo la aceptación siempre será lo más importante. Y es que, comprender que vivimos en una sociedad gordófoba que además solo ve ‘bello’ aquello que es ‘joven’, resulta clave para enfrentarla y no sentirnos solxs y vulnerables delante del espejo.

Esta mujer ha logrado acumular más de 2 millones de seguidores en su cuenta de Instagram mostrándose al natural. Ha logrado calar en la gente con su mensaje, algo que nos da bastante esperanza de que algún día todo esto cambie. Y lo bueno, en este caso, es que no se ha quedado en solo un vídeo, pues Danae está constantemente recordándonos la importancia de aprender a querernos.

¿Qué pensáis de este tipo de cuentas de Instagram?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmene entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.