Si sois propietarios o propietarias de un coche seguro que una de las situaciones que no os gustaría vivir nunca es la de encontrar vuestro coche con un golpe y sin conocer cómo se ha producido ni quién ha sido el autor o la autora.

Desgraciadamente no todo el mundo actúa con buena fe dejando una nota con sus datos para poder hacer el papeleo correspondiente y que su seguro se encargue de reparar al vehículo dañado, y hay gente que decide huir sin dejar rastro (más allá de los daños ocasionados)… o casi.

Existen personas que deciden dejar alguna nota pidiendo perdón pero sin dejar sus datos personales para que no puedan ser identificadas y algunas incluso dejan algún detalle (por decirlo de alguna forma) como ‘compensación’ como ocurrió en el caso que ha dado origen a este artículo.

Golpe con ‘regalo’

La tiktoker @isanaguy ha compartido un vídeo en la red social china donde ha mostrado cómo una mujer se encontró su vehículo tras hacer la compra en un supermercado. «Qué buena persona«, escribía en el vídeo con mucha ironía.

La persona había dejado una nota en el parabrisas del vehículo que decía lo siguiente: «Siento los daños causados en su coche. No me puedo permitir repararlo, pero toma este chocolate en su lugar«, escribió junto a una carita feliz, al lado de la nota, dos barritas de chocolate. La dueña del vehículo, al verlo, exclamaba: «Me encanta esto y… aquí están los daños del coche«.

La mujer, seguidamente, muestra cómo había quedado su vehículo: la puerta del asiento del copiloto estaba totalmente abollada y destrozada.  

El clip ha generado todo tipo de reacciones en redes sociales. Hay quienes han criticado la acción del conductor o conductora que dejó la nota y las chocolatinas pero no tuvo la decencia de dar sus datos personales para facilitar la reparación, mientras que otrxs consideran que los daños no son para tanto. Las imágenes están ahí…



 

¿Cómo habríais reaccionado en el lugar de esta mujer? ¿Alguna vez habéis vivido una situación similar?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: lavanguardia