Hace ya dos décadas que la actriz Halle Berry ganó un Oscar por su papel en la película ‘Monster’s Ball’. Dicen que en Hollywood hay una maldición relacionada con el hecho de ganar este galardón. Al parecer, quienes lo consiguen, empiezan a recibir menos ofertas de trabajo para actuar en producciones importantes. Ella misma aseguró en una entrevista para Entertainment Weekly que le parecía de lo más sorprendente que la industria le hubiese dado la espalda después de aquello.

«Cuando tienes una victoria histórica como esa, piensas: ‘Oh, esto va a cambiar fundamentalmente’. Me cambió, pero no cambió mi lugar en el negocio de la noche a la mañana. Todavía tenía que volver a trabajar. Todavía tenía que tratar de luchar para salir de la nada», explica la actriz, que por otro lado también valora el hecho de que la industria esté cambiando en relación con la edad de las mujeres:

«Antes cuando tenías 40 años tu carrera estaba terminada, y quiero decir, realmente terminada. Tenías que esperar hasta tener la edad suficiente para interpretar a una abuela para poder darle otro mordisco a la manzana: no podía pensar que estaría interpretando a una luchadora de MMA a los 54 años. Soy la prueba de que algo está cambiando«, dijo.

Su primera película como directora

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Halle Berry (@halleberry)

Y es que, efectivamente, esta actriz estadounidense interpretará a una luchadora de MMA caída en desgracia en la película independiente ‘Bruised’, que ella misma ha dirigido y que se estrenará este mismo noviembre. El papel, por cierto, fue rechazado anteriormente por Blake Lively. ¿Se acabará arrepintiendo?

El personaje no solo busca redimirse en el ring, sino que además tendrá que enfrentarse a una batalla judicial por la custodia de su hijo.

Netflix ha apostado por la película y le ha comprado los derechos a Berry por 20 millones de dólares para distribuirla por todo el mundo. En realidad la película ya se estrenó el pasado año en un festival de cine, y previamente la actriz confesó que no la había escrito ella: «Me dieron el guion y me encantó la historia, pero fue escrita para una mujer irlandesa blanca católica de veintitantos años».

Enseñando tableta

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Halle Berry (@halleberry)

Así pues, Halle Berry tuvo que convencer a los productores de que la dejasen reimaginar la historia «para una mujer negra de mediana edad». Y, tras hacer ese cambio de guion, decidió asumir el rol de directora a pesar del miedo que le daba enfrentarse a ese trabajo: «Lo que amo de la historia es que se trata de una película clásica de peleas, me encanta lo dañado que está este personaje, y me encanta que la película vaya sobre redención. Quiero ver al espíritu humano alzarse. Quiero ver a alguien superar los obstáculos y permanecer de pie al final del día», señaló.

GIF by filmeditor



Para el papel protagonista, además, ha tenido que llevar a cabo una preparación física enorme. Es cierto que Berry nunca ha dejado de entrenar, pero esta vez lo ha llevado al extremo y su cambio físico ya es viral. Sin embargo, habrá que esperar al 24 de noviembre para apreciarlo del todo. ¿Tenéis ganas de ver la película? ¡Nosotrxs muchas!

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.