La nueva temporada de ‘Ven a cenar conmigo‘ se estrenó la semana pasada. Gianmarco Onestini abrió las puertas de su casa a Sofía Suescun, Terelu Campos y Yurena en una velada en la que hubo una gran diversidad de opiniones.

Suescun y Campos fueron muy críticas con el italiano, mientras que Yurena se deshizo en halagos hacia él. Sin embargo, en la segunda entrega del programa hemos podido ver que no todo fue tan bonito como parecía…

Una noche que ya es «agua pasada»

En esta ocasión, le tocaba cocinar a Terelu Campos pero, antes de probar el aperitivo que había preparado, Yurena no dudó en explicar la experiencia que había vivido tras la primera entrega.

La artista se disponía a salir de casa del italiano cuando sufrió un aparatoso accidente: no se había dado cuenta de que había una piscina y cayó de lleno en ella. «Me iba ya a mi casa, a dar una vuelta con amigos, y de repente estaba todo oscuro y me caí. Cuando me fui a montar en el coche, no vi la piscina«, explicaba.

«Me fui mojadita a casa»

Las cámaras de Mediaset no registraron el momento de la caída, pero sí capturaron a Yurena envuelta en toallas tras ser atendida por el equipo y explicando lo que le había pasado en una habitación de Onestini. «Me fui bien mojadita a mi casa«, expresaba. Afortunadamente, la cosa se quedó en un susto y Yurena no sufrió ningún daño.

Terelu Campus aprovechó para lanzarle un dardo al italiano: «desde luego bebida no iba, porque Gianmarco fue la Ley Seca. En mi vida he pasado más sed de cosas que no me gustaban de beber«. Además, sus compañeras no dudaron en bromear con la teoría que tenían, diciendo que lo había hecho a propósito para volver a la casa del italiano… De lo que no hay duda es que con Gianmarco se siente como pez en el agua.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.



Fuentes: telecinco 20minutos