Hace un mes que Pablo Diaz hizo historia en nuestra televisión al resolver el Rosco de ‘Pasapalabra‘ tras un año de participación, llevándose un bote de 1.828.000 euros. Ahora tenemos a Sofía y Marco Antonio como protagonistas de los duelos por llevarse el bote del programa y parece que los tendremos para rato.

Si durante el mes de julio el contrincante de Pablo, Javier, vulneró una de las normas al dejar pasar el tiempo durante una de las pruebas, el jueves de la semana pasada pudimos vivir un momento parecido por el que Roberto Leal tuvo que tomar cartas en el asunto.

Sofía formaba parte del equipo naranja junto a María José Suárez y Secun de la Rosa, mientras que Marco Antonio defendía el color azul acompañado de Rafa Méndez y Ana García Lozano.

Secun de la Rosa y Rafa Méndez se enfrentaron en ‘La Pista Musical‘ donde tenían que adivinar el nombre de la canción con las pistas que les iba dando el presentador.

«Año de la canción, 2003«, expresó Roberto Leal para dar a conocer la primera pista. Seguidamente, empezaron a sonar las notas de la canción, pero ninguno de los dos concursantes parecía conocerla.

Segundo intento

La segunda pista era un poco más clara: «Es este corazón que no quiere hacerme caso«, leyó, aunque ninguno de los concursantes la supo adivinar. La última pista, que era un trozo del estribillo, iba a ser la clave.

Tanto de la Rosa como Méndez sabían que se trataba de una canción de Camela, pero no lograban dar con el título exacto de la canción. Tras varios intentos infructuosos, de la Rosa acertó al decir «nunca debí enamorarme«, lo que hacía conseguir un segundo más para el equipo naranja.



«Alguien se ha chivado»

Poco después, el presentador andaluz comunicaba que le habían informado por pinganillo que se habían hecho trampas y tenía que dar la respuesta por inválida.  

«Me están diciendo por aquí que han escuchado que alguien se ha chivado en la mesa, te ha llegado ahí rodadito el susurro, Secun. Por tanto, ¿sabes qué pasa? No podemos darlo por válido, tenemos que dar esta prueba por desierta», señalaba Roberto Leal, quien de inmediato intentó (y logró) animar el ambiente. «Pero nos vamos a quitar esta pena bailando«. Al ritmo de Camela, por supuesto.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: antena3