Supervivientes es uno de los realities más duros y exigentes de la historia de nuestra televisión. Los concursantes tienen que dormir en la arena, pasar hambre e ingeniárselas para poder hacer fuego y poder disfrutar de una comida caliente, así que se necesita una gran fuerza de voluntad para ir…

Lola fue una de las participantes de la última edición del reality grabado en Honduras. Tras su paso por ‘La isla de las tentaciones’, la leonesa daba el paso de saltar a la isla con un formato completamente diferente al que la había dado a conocer.

Las secuelas de ser una ‘superviviente’

Lola acabó siendo cuarta finalista de la edición y su participación en la isla la afectó tanto que todavía sufre las consecuencias. Y es que, al ser una de las finalistas, pasó en la isla nada más ni nada menos que tres meses que acaban pasando factura.

Lola ha respondido a preguntas de sus followers a través de sus historias de Instagram y ha respondido a algunas preguntas del concurso. Por ejemplo, ha confesado que perdió 9 kg durante el reality y le ha costado mucho volver a la rutina. De hecho, le han quedado «algunos ‘TOC’s’«, según ella misma ha señalado.

Como sabréis, TOC hace referencia al Trastorno Obsesivo Compulsivo y actualmente es muy habitual escuchar frases como «es que tengo TOC» para definir manías como, por ejemplo, que esté todo ordenado, sin que esa persona en concreto haya sido diagnosticada con TOC. Desconocemos cuál es el caso de Lola, pero teniendo en cuenta que ha usado la palabra «TOC» entre comillas, podemos pensar que lo dice en este último sentido.

Ruido, comida, servilletas…

Lola no ha dudado en detallar en qué consisten esas ‘manías’ que tiene hoy por hoy: «Odio los ruidos fuertes, música alta o que la gente hable fuerte«, ha admitido la leonesa. Y es que después de vivir durante tres meses en un ambiente calmado con el sonido de las olas de fondo… no nos extraña, la verdad.

Asimismo también le agobia «ver a la gente comer deprisa y hablar mientras comen (lo último ya me pasaba antes, pero ahora mucho más)«.



También hay varios elementos que hacía tanto que no usaba que todavía no se ha acostumbrado a ellos: «No me acostumbro a la servilleta, uso la mano«, reconocía junto a dos emojis de risas.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: 20minutos lecturas