La etapa de Lionel Messi en el FCBarcelona ha llegado a su fin. El argentino llegó con tan solo 13 años a la ciudad condal y, tras 21 años y 35 títulos, ayer se despidió entre lágrimas del club con el que lo ha ganado todo.

El sábado, Messi celebró una cena de despedida en casa con amigos y familiares que tuvo como uno de sus invitados especiales a Ibai, quien ha revelado la loquísima historia que hay detrás de todo esto.

Una cena inesperada

Sabemos que el Kun Agüero e Ibai son grandes amigos y han compartido momentos muy divertidos en directo por Twitch. Pues bien, el futbolista argentino quiso sorprender a su amigo con una sorpresa que no olvidará nunca.

Agüero fue a buscar a Ibai a su casa para ir a cenar a un restaurante (o eso fue lo que le dijo). «La típica tarde que dices qué pereza. Estaba tumbado en mi casa viendo béisbol de los JJOO. Viene a casa con el coche, nos montamos y tal. Y digo j***, está a tomar por culo«, expresaba el streamer.

Mentiras piadosas

A su llegada, Ibai se sorprendió al ver que había paparazzis esperando en la puerta y pensó que estaban en casa del Kun. «Llegamos a un sitio y digo qué pasa aquí. Tenéis cuatro paparazzis. ¿Qué c*** está pasando aquí? Ahora estoy entendiendo todo: el Kun nos ha traído a su casa, la prensa lo sabe, el pueblo lo sabe, y han venido a preguntarle qué piensa de Messi«. Pero estaba equivocado…

«Entramos y sale un tipo de seguridad. Cuando estamos subiendo con el coche para aparcar me dice el Kun: ‘este es el mejor restaurante de Barcelona‘», explicaba. «Es que parece el típico restaurante privado de estos que no aparecen ni en Google«, pensó Ibai.

Ibai no tenía ni idea de que se encontraba en la casa del propio Messi, hasta que lo vio y ató cabos. «Yo estaba en la casa de Messi sin saber que era la casa de Messi. Yo lo que veo era un jardín y un árbol. Bajo dos escaleras y veo a Messi con una camiseta de Batman, descalzo y con los pantalones de los Chicago Bulls«, explicó cuando ya se dio cuenta de dónde estaba. «Espérate un segundo, me está dando un infarto«.



Pero no fue todo; también relató la divertida anécdota que vivió con Jordi Alba, quien le exclamó en tono bromista: «¡Qué hace un madridista aquí!«.

Ibai se lo pasó en grande y todavía ayer estaba asimilando la noche que había vivido. «Para mí era todo muy impactante. Estaba de pronto en casa de Messi con todos los capitanes. Intenté disfrutar al máximo, pero se viralizó tanto que estaba con la cabeza totalmente explotada«.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.