Lucía Sánchez participó en la tercera temporada de ‘La isla de las tentaciones’ y desde entonces se ha convertido en toda una celebrity a nivel nacional. La ruptura entre ella y su ex novio Manuel después de que este le fuese infiel durante el programa fue de lo más sonada, aunque recientemente han empezado a escamparse rumores de una posible reconciliación a raíz de la grabación de ‘La última tentación’.

Los comentarios no se han hecho esperar. Sus seguidores y seguidoras han mostrado tanto asombro que al final la gaditana decidió pronunciarse a través de su cuenta de Instagram: «No os he abandonado, he estado desaparecida durante dos semanas. No puedo decir nada, ojalá pudiera. Estoy deseando explotar, gritar, hablar, chillar y decirlo todo. Pero vais a tener que esperar un poquito». Por otro lado, la misma influencer confesaba sus ganas de contarlo todo: «Cuando pueda explicarlo, lo haré. Creo que me vais a entender muy bien la gran mayoría».

Tras contar que estuvo pasando por momentos turbulentos emocionalmente hablando y reconocer que había necesitado ayuda psicológica, la joven se ha mostrado ahora realmente contenta después de unas vacaciones en la costa y de una experiencia que ha querido compartir con todos/as sus fans: va a pasar por quirófano para acabar con un complejo físico que lleva años persiguiéndola. 

El nuevo retoque

Lo ha desvelado ella misma en su canal de Mtmad. La ex concursante del reality televisivo se someterá a una operación de pecho, pero no para cambiar su tamaño, sino para modificar su colocación. Al parecer, la andaluza suele bajar y subir de peso con facilidad debido al estrés y esto afecta a su pecho: «Cuando estoy en mi peso me encantan, pero cuando adelgazo están muy feas, para mi gusto», se sinceraba.

Cabe recordar que en marzo de este mismo año sonaban rumores sobre sus posibles retoques estéticos, motivo por el cual recibió un sinfín de comentarios. Lucía tuvo que aclarar ciertas cosas: sí, se había retocado los labios, pero no se había hecho nada más en la cara. La tenía más redonda porque, según explicaba, había llegado de la isla con 40 kilos y había logrado ganar los 10 que le faltaban, algo que la hacía sentir feliz y orgullosa.

Hace poco, también tuvo que ver cómo los medios de comunicación y usuarios/as de Instagram hablaban de un posible embarazo con Isaac por una foto que había compartido en sus redes: «No todo el mundo en esta vida tiene una barriga superplana o dedica su vida a estar perfecta. Siempre he tenido esta forma de cuerpo y no me pienso poner a dieta porque peso 48 kilos», respondía ella.

Esta vez, cuando pase por quirófano, se someterá a un procedimiento para tenerlas «bien puestas»: «Yo adelgazo y engordo todo el rato y no me gusta que se queden flácidas», detallaba. Anticipándose a las posibles críticas, Lucía dejaba claro que estaba segura y satisfecha con la decisión: «Lo voy a hacer por mí, porque quiero, porque es el momento y me da la gana». Además, ha asegurado que hará partícipes a sus seguidores y seguidoras del proceso, mostrando al detalle en qué consistirá el cambio.

Telecinco GIF by Mediaset España

 





 

 

¿Qué creéis que lleva a las celebrities a pasar tan frecuentemente por quirófano?  

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO