«Todo irá bien», «no pasa nada», «sonríe y todo mejorará», «lo importante es la actitud»… son algunas de las frases típicas que más oímos cuando estamos pasando por una mala racha. Afortunadamente, se ha empezado a hablar los últimos años del concepto ‘positividad tóxica’, a raíz de poner sobre la mesa cuestiones como: ¿por qué tenemos que estar siempre bien? ¿A caso no tenemos derecho a estar mal y a transitar la tristeza? 

Está claro que las personas que nos dicen estas frases cuando estamos mal (que normalmente suelen ser amigxs o familiares, aunque también ‘coaches’ y gurús de las redes sociales) no tienen, a priori, ‘malas intenciones’. Como siempre decimos, sin embargo, el mundo está lleno de buenas intenciones y aun así metemos la pata constantemente en infinidad de asuntos. Por eso no está de más que nos paremos a reflexionar de vez en cuando sobre ciertos temas.

¿Por qué tanta presión para estar bien?

En este caso, nos surgen varias preguntas relacionadas con la ‘positividad tóxica’. Por ejemplo… ¿Por qué existe tanta presión para estar bien? ¿Qué consecuencias tiene esta presión? Lo cierto es que las personas positivas, optimistas y alegres son las más valoradas a nivel social. Cuando conocemos a alguien que se queja y que habla de cosas duras y tristes, solemos querer alejarlo de nuestra vida y tacharlo de persona tóxica. Y ya ni hablamos de las personas que padecen depresión o ansiedad, pues esto se merecería mucha más profundidad.

miley cyrus smile GIF

Generalmente nos han educado para querer ser personas exitosas, buenas, competentes, sanas… Como resultado, la mayoría tenemos bastante poca tolerancia al fracaso y a las malas noticias, aunque la realidad sea de lo más cruda. Por suerte, se empiezan a oír voces esperanzadoras con respecto a todo esto. Tal y como comentan en Código Nuevo, la tenista Naomi Osaka abandonó Roland Garros para cuidarse mentalmente y defendió públicamente que está bien «no estar bien» y hablar de ello para que deje de ser un tema tan tabú.

Estar perdido/a en la vida

Por otro lado es importante recordar que tampoco pasa nada si no sabemos qué queremos ser en la vida o qué queremos conseguir, ya sea a corto, medio o largo plazo. La sociedad nos reclama esa respuesta constantemente, desde que salimos del colegio y tenemos que escoger unos estudios que determinarán nuestro futuro en muchos aspectos. Pero… ¿y si no lo tenemos claro? ¿Y si nos equivocamos eligiendo? Está bien. Es completamente normal en el sistema en el que vivimos y a muchas personas les ocurre, aunque no se visibilice.

Figure It Out What GIF by CBC

¿Y qué hay acerca de compartirlo? Es lógico que tengamos miedo al rechazo cuando contamos que estamos mal. La sociedad no está preparada para normalizar estos temas ni para saber cómo acompañarnos. Así pues, si necesitas hablar con alguien urgentemente, siempre puedes intentar acudir a terapia. Tener una red de amistades y gente querida que esté dispuesta a aprender sobre estos temas también es importante.

Y, por supuesto, que las personas reconocidas e influyentes hablen de ello también nos haría un gran favor a la sociedad. ¿Estáis de acuerdo? 



Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Código Nuevo