Después de varios meses pasando hambre y necesidades en una isla desierta en medio de Honduras, los concursantes de ‘Supervivientes’ ya están en España dispuestos a recuperar (al menos en parte) la vida que dejaron atrás.

Después de unos días de habitación, los concursantes se han sentado con Jordi González para resolver sus ‘cuentas pendientes’ con el programa, con sus compañeros y con las cosas que se han encontrado a su vuelta a España… y lo cierto es que había mucha, pero que mucha tela que cortar.

Todo estaba montado para que fuese un emotivo reencuentro… pero la cosa se torció bastante cuando Lola, una de las finalistas, vio unas imágenes que no se esperaba y que, como veréis, no le hicieron mucha gracia.

Del cielo al infierno

Recordemos que la leonesa formo junto con Palito Dominguín una de las parejas más entrañables de la historia de este programa. Ambas sobrevivieron en Playa Destierro durante meses y, como ahora ha podido comprobar Lola, mientras ella hacía todo esto, Iván, su pareja, estaba haciendo ‘otras cosas’ aquí en España.

Hace unas semanas, fue Nagore Robles la encargada de revelar estos rumores en ‘Sobreviviré’ e Iván, desconcertado, intentaba desmentirlo todo… pero de una forma bastante poco convincente, para qué nos vamos a engañar.

Lola, como veréis en las imágenes, no podía creérselo: “Este chico tendría que ser muy tonto para pasar de ti”, le decía Jordi González intentando tranquilizarla un poco. Pero lo cierto es que la cosa pintaba mal.

“No quiero llevarme las manos a la cabeza ni entrar en brote. Voy a hablar con él porque lo primero es escuchar y confiar en él. Gracia no me ha hecho porque no me apetece salir de la experiencia de mi vida, como cuarta finalista, reencontrarme aquí con todos mis compañeros y volver al mundo real y de repente llevarme el hostión de que todo esto ha pasado mientras yo estaba concursando”, explicaba Lola algo emocionada.



La calma DESPUÉS de la tormenta

Marta López, por su parte, también intentó tranquilizarla con el hecho de que, en realidad, no había pruebas que corroborasen eso: “Quédate tranquila porque se ha hablado en muchos programas y nadie ha demostrado nada”.

Al poco de pasar todo esto, Jordi permitía que Lola se ausentase unos momentos del plató para llamar a Iván y pedirle una aclaración de todo esto. A la vuelta, la exsuperviviente estaba algo más calmada: “Me ha tranquilizado, dice que tiene todas las conversaciones”.

Por lo visto, Lola también pudo hablar con sus padres, quienes también la tranquilizaron respecto a este tema: “Me han dejado muy tranquila porque confían en él”. Así pues, de momento, este nuevo culebrón está en pausa.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Qué pensáis de la relación de Lola e Iván? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.