El periódico sueco Aftonbladet ha publicado recientemente una noticia que nos ha dejado completamente en shock. Al parecer, la cárcel de Hallby, una de las que tienen mayor nivel de seguridad en Suecia, ha tenido hace poco una jornada un tanto movidita. Todo empezó cuando dos presos lograron entrar en un área reservada solo para guardias de seguridad.

Obviamente entraron por la fuerza, pero no solo se atrincheraron allí: también consiguieron tomar como rehenes a los policías que en ese momento estaban presentes en la sala. Solo esta parte de la historia ya resulta bastante sorprendente, pero la cosa no se quedó ahí, ni mucho menos.

¿Cómo lograron retener a los guardias sin armas? Los presos, al parecer, llevaban encima dos cuchillas de afeitar con las que pudieron amenazar. Seguramente su reputación también jugó un papel importante para que los de seguridad «se entregaran»: ambos estaban condenados por asesinato. 

Según el medio de comunicación sueco, los presos convertidos en secuestradores en la mismísima cárcel también pensaron en cubrir las cámaras de vigilancia… y así lo hicieron. No sabemos exactamente cómo ni con quién se comunicaron en el exterior, pero se atrevieron a pedir un rescate. Lo que todavía no podemos creer es lo que pidieron concretamente a cambio de la vida de los guardias.

Un rescate de película

helicopter radar GIF

Al parecer, lo primero que pidieron fue un helicóptero -imaginamos que para escapar. Hasta aquí todo «normal» o, por lo menos, lógico y coherente. Pero, además, exigieron un total de 20 pizzas con ingredientes de kebab para sus compañeros del ala de la prisión -imaginamos que, como no podían escapar todos, a los secuestradores les supo mal dejar allí sin nada a sus camaradas.

Hungry Teenage Mutant Ninja Turtles GIF

Hay pruebas gráficas de que las pizzas llegaron. Unas imágenes han mostrado a los agentes de policía de esta cárcel, situada a unos 100 kilómetros de Estocolmo, metiendo varias cajas de pizza en un coche. Sin embargo, el helicóptero nunca llegó. Tras nueve horas de negociaciones y una vez recibidas las pizzas, los secuestradores soltaron al primer rehén.



Poco después, liberaron al segundo. Ninguno de los dos fue herido durante esas horas. Pero… ¿qué explicaciones ha dado posteriormente la policía? Lo cierto es que no muchas. Al principio se limitaron a decir que habían estado procediendo con una operación de gran envergadura en la que había agentes con autoridad especial.

Riz Ahmed Drama GIF by HBO

No sabemos por qué, pero finalmente confirmaron en su página web que el incidente lo habían provocado dos reclusos armados que se habían atrincherado en una sala con dos vigilantes de la cárcel como rehenes. También sabemos que estos dos reclusos acabaron siendo detenidos y trasladados a la sede de la Policía en Eskilstuna, en la que les tomaron declaración. Se les acusa, obviamente, de secuestro.

No sabemos qué final les espera, pero auguramos que ninguno bueno. ¿Qué os ha parecido esta increíble historia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia