Geoff Kaufman y Lisa Libby, el primero, investigador del Dartmouth College y, la segunda, profesora en la Universidad Estatal de Ohio, han publicado recientemente un estudio, Changing beliefs and behavior through experience-taking, en el que analizaban la psicología de las personas durante todo el proceso de lectura de un libro.

Cat Read GIFUna de las cosas que descubrieron fue que, durante la lectura, se acostumbra a producir algo llamado ‘toma de experiencia’, una especie de fenómeno en el que el lector se sumerge en la mentalidad y las acciones de algún personaje de la historia de ficción que está leyendo, normalmente en las del protagonista.

Sumergirse en la historia

Este fenómeno hace que, en cierta forma, los lectores se sumerjan tanto en la historia que ‘aparquen’ de forma temporal su identidad real y ‘simulen’ subjetivamente los eventos de la historia que están leyendo. Es como si se metiesen en los ojos del protagonista en lugar de permanecer como meros espectadores.

Unimpressed Sea GIF by SpongeBob SquarePants

Esto, en realidad, tiene todo el sentido del mundo, ya que muchas personas optan por la lectura como una forma de ‘evasión’ y de ‘desconexión’ de sus rutinas. Tomamos las emociones, los comportamientos y las ideologías de los personajes y, en cierta forma, los hacemos propios.

Los psicólogos determinaron con este estudio que, al acabar una novela, la persona tiende a, durante un tiempo, mostrar cambios en su personalidad que se acercan a los de alguno (o algunos) de los personajes de dicha novela.

Read Saturday Night GIF by HULU

Otro factor curioso de todo esto es que, cuando la novela está escrita en primera persona, el fenómeno inmersivo es bastante mayor a cuando lo está en tercera, y esto tiene sentido ya que este punto de vista permite que nos metamos mejor en la cabeza del personaje.

Una ‘herramienta’ de lo más útil

Esto es especialmente útil cuando hablamos de personajes que provienen de minorías que, por motivos diversos, pueden estar enfrentándose a diversas problemáticas. El hecho de que nos podemos ‘meter en su cabeza’, hace que, en cierta forma, también podamos empatizar con sus problemas y, por lo tanto, tener también una consciencia de ello en nuestra vida real.

Read Friends Tv GIF



De hecho, el estudio llegó a la conclusión de que, cuando el libro presenta personajes de diversas razas, religiones, minorías u orientaciones sexuales, el nivel de ‘toma de experiencia’ es todavía mayor siempre y cuando esta diferencia con el lector se revele hacia el final de la obra. En caso de que esto se revele al principio, el nivel de empatía puede disminuir bastante.

La clave está en entender que, cuando entramos en una historia sabiendo que el personaje viene de un determinado colectivo, acostumbramos a encajarlo dentro de un estereotipo… y ahí cuesta mucho más empatizar. En cambio, si conocemos primero el contexto y el trasfondo del personaje, entonces ya no hay tantos prejuicios de por medio y la cosa cambia bastante.

harry potter GIF

El mejor ejemplo para entender esto es el del personaje de Severus Snape en la saga de Harry Potter (y se vienen spoilers):

Él se mostró casi toda la obra como un villano que solo buscaba mortificar y acabar con Harry Potter. Al final del último libro, se revela que, en realidad, siempre había estado protegiendo al joven mago precisamente por el amor que, de joven, había sentido por la madre de este. Y es entonces cuando ese ‘Always’ cobra más peso emocional que nunca.

Así pues, la literatura es otra de esas armas imprescindibles para luchar contra el racismo, la homofobia, la xenofobia, el clasismo y todas esas lacras que siguen tan presentes en nuestra sociedad.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? ¿Con qué personaje habéis sentido este fenómeno con más fuerza? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: VIX.