Frank Cuesta está pasando por uno de los mejores momentos de su vida. Es cierto que ya no sale en televisión como antes, pero eso es porque está centrado en lo que verdaderamente le importa: su familia (formada por humanos y animales).

Y es que el presentador y veterinario acaba de cumplir el sueño de su vida: abrir un santuario inmenso, al que ha llamado ‘Libertad’, y en el que podrá trabajar con los animales para ayudarlos, cuidarlos y devolverlos a la naturaleza (siempre que sea posible, claro).

Yuyee, después de más de seis años en prisión, ha podido por fin ver la luz del día y, ahora, juntos, la familia unida ha empezado una nueva etapa vital que, como muchos ya sabréis, podéis ver casi de forma diaria en su canal de YouTube.

Eso sí, como veréis hoy, si algo no ha cambiado en la vida de Frank es que, cuando se tiene que meter en un berenjenal, no lo duda ni un segundo (sobre todo si es para salir en defensa de alguien al que estén atacando injustamente).

Una ‘alianza’ imprevista

Lo más raro de todo esto es que la publicación de Cuesta tiene al protagonista más inesperado por el que podíamos apostar: Iker Casillas. Y es que el herpetólogo rompió una lanza a favor del guardameta después de que le lloviesen críticas a raíz de una foto publicada en su perfil de Instagram en la que, como veréis, aparece con un mono en el hombre. Y es que, como pasa casi siempre en esta vida, las cosas no son lo que parecen.

Como se pueden ver en los comentarios de la publicación de Casillas, muchos usuarios criticaron que estuviese de ‘vacaciones sacándose fotos con monos’… y es que esto, por lo visto, solo era una parte pequeña de la realidad que había tras esa foto, como bien señaló Cuesta en su mensaje:

“Para los que estáis criticando que Iker Casillas se hizo una foto con un mono mientras estaba de vacaciones… Iker esta en el Santuario Akumal, un lugar donde ayudan animales afectados por los humanos y que no pueden ser libres de nuevo”, señalaba el presentador.



La cuestión es que, hace unas semanas, Casillas estuvo de vacaciones por México y aprovechó para visitar la Fundación Santuario Akumal, una organización dedicada a garantizar el bienestar y proporcionar cuidados a la vida silvestre de la zona que, de una forma u otra, haya podido ser afectada por la actividad humana.

Así pues, el exjugador del Real Madrid lo que estaba era dándole visibilidad a una organización que está haciendo una labor impresionante por los animales… por lo que no estaba, simplemente, ‘sacándose una foto con monos’, como muchos medios señalaron.

Frank Cuesta, con sus palabras, dejaba claro que no había ninguna polémica detrás ni nada cuestionable en la publicación del guardameta, sino todo lo contrario.

Y no os olvidéis de echar un vistazo al proyecto de Frank haciendo click aquí.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta publicación? ¿Qué pensáis de la polémica que se ha generado con todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.