María Pombo se encuentra en uno de sus mejores momentos vitales. La influencer y empresaria está disfrutando de su nueva etapa como madre al lado de su marido, Pablo Castellanos… y lo cierto es que, por lo que vemos en sus redes sociales, ambos están veraniegamente pletóricos.

La familia feliz está pasando unos días de vacaciones en la playa y, como habréis podido ver en su Instagram, María no para de compartir algunos de los mejores momentos que están viviendo juntos.

En un mar de polémicas

Pero es que las redes sociales son un campo de minas y, estas últimas horas, Pombo ha estado en el centro de la polémica a raíz de una de sus últimas fotos publicadas en Instagram en la que aparece con su hijo Martín. Lo que no pretendía ser más que un bonito e inocente momento ‘madre e hijo’, acabó por convertirse en el principio de una pequeña guerra civil en la zona de comentarios.

En la foto podemos ver a Pombo junto a su pequeño recostada en uno de los asientos de su yate y con la siguiente frase al pie de foto: “Siestas al sol”. Y es que precisamente el hecho de que expusiese a su bebé al sol es lo que muchos usuarios han señalado como una ‘irresponsabilidad’.

La foto de la discordia

“Pobre bebé, al pleno sol”“El sol y la brisa son muy delicados para los bebés”“Que al niño se le está poniendo rojo el brazo… Ay, madre… se le ve tan blanquito…”, “Uy, ese bebé… Tienen la piel muy delicada. Que no le dé el sol tan directamente”… son solo algunas de las cosillas que se pueden leer en la zona de comentarios y que, como ya os imaginaréis, han generado un intenso debate.

Es evidente que María no expondría a su hijo al sol con la intención de que se quemase la piel; es descabellado pensar eso. El problema es que muchos usuarios han llegado a la conclusión de que el bebé se ha pasado horas bajo el sol y que, por lo tanto, el brazo ‘sonrojado’ que se ve en la foto es fruto de una quemadura.

A pesar de esto, también hemos podido leer a muchos usuarios que defendían a la celebridad: “El bebé está protegido con crema solar, se le nota por el brillo del bracito, no seáis tan dramáticas que no le está haciendo daño al bebé, más bien, le vendrá bien la vitamina D del solito”; otras personas, por el contrario, aseguraban que no era más que una foto de ‘postuero’ y que se había puesto así para posar y punto.



Y es que la vida de influencer, como ya bien sabréis, está observada constantemente con lupa… y el menor fallo no se perdona de ninguna de las maneras.

Y no os olvidéis de echar un vistazo a su Instagram (@mariapombo):

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Creéis que es para tanto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.