‘Supervivientes’ ha vivido su última gala de ‘Tierra de nadie’ y eso solo implica una cosa: el programa se acaba. Y es que la semana que viene tendremos ya la final en la que, al fin, sabremos qué concursante se llevará a casa el gran premio final. Pero, mientras tanto, toca aguantar los últimos días en la isla que, como en cada edición, son lo más duros de sobrellevar.

Y es que las emociones están a flor de piel después de tres meses viviendo en condiciones límite. El cuerpo ya no aguanta más, pero la mente tampoco… y eso es algo que están notando los concursantes y que nosotros pudimos ver ayer en el último ‘puente de las emociones’.

Una noche muy emotiva

Tom y Lola tuvieron que desfilar por ese emocionante puente y, como ya os adelantamos con Tom, la cosa se puso muy intensa. Pero ahora toca centrarse en Lola, quien confesó algunos de los aspectos más oscuros de su vida tras su paso por ‘La Isla de las tentaciones’.

Y es que Lola lo pasó muy mal después de que se emitiese el programa de las tentaciones. El hate que recibió por Internet fue verdaderamente demencial, cosa que la sumió en una profunda depresión de la que le costó mucho salir.

Lola abre su corazón

«Me considero una persona fiel a su pareja, a sus amigos, a su familia sobre todo, pero traicioné la confianza de una persona y de toda mi familia, y mi moralidad la tiré por los suelos», confesó Lola con los ojos llenos de lágrimas.

«Fue una etapa que yo necesitaba sentirme mujer, tenía la autoestima por los suelos, no sentía que pudiera hacer nada sin el reconocimiento de alguien. Siempre tenía que ser yo la que daba y me acostumbré a no recibir», relató Lola respecto a su infidelidad hacia el que era su pareja, Diego. Y es que, por lo visto, ella nunca se ha sentido nada orgullosa de lo que hizo delante de las cámaras.





«No quiero decir que alguien me cohibiese, porque no es así. Estaba enamorada de mi vida, no de la persona con la que estaba»… y es que, según reconoció la leonesa, al final, fue más una cuestión de impulsividad que de maldad: «cuando vi esa ventana, me tiré sin mirar por la otra persona».

Machacada en redes sociales

Ella explicó también que, después de todo lo ocurrido, le pidió disculpas a su expareja… pero la gente, a través de las redes sociales, se cebó con ella de una forma verdaderamente inhumana: «Se me machacó muchísimo. Caí en una depresión y fui a terapia. Mis padres no lo sabían porque no quería preocuparles».

Eso sí, reconoce que, gracias a todo este proceso, ha podido aprender muchísimo y llegar a donde está hoy: «quizás no habría venido a ‘Supervivientes’, que ha sido lo mejor de mi vida».

«Recibía mensajes de que me querían pegar palizas, que no merecía seguir viviendo, que tenía que suicidarme porque era lo peor…», confesó completamente rota la televisiva.

Llegó a estar como una especie de ‘alma en pena’, soportando todos los golpes que le llegaban a diario: «No quería comer, levantarme de la cama…», recordó la superviviente. Y es que, por lo visto, Lola tuvo que pasar un largo proceso de asimilación de todo lo que le estaba ocurriendo, sufriendo muchísimo por el camino: «se ve una cosa en televisión pero la gente tiene familia que lo sufre».

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo lo que ha vivido Lola a lo largo de este tiempo? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Fórmula TV.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥