Bill Gates no está pasando por su mejor momento. El empresario, como ya bien sabréis, inició el proceso de divorcio con su mujer, Melinda Gates, hace ya un par de meses, y parece que las aguas todavía siguen bastante revueltas. Ahora, de la forma más inesperada posible, se ha filtrado el que, según Gates, es el culpable de la ruptura… y no es otro que él mismo.

Así lo confesó durante una conferencia en un campamento de verano para millonarios en Idaho (EE.UU.), una reunión anual organizada por el banco de inversión Allen & Company. En este evento se dieron cita algunas de las figuras más importantes del mundo de la tecnología y, por lo visto, se generó el ambiente perfecto para que Gates abriese un poco su corazón.

El culpable de todo (según el presunto culpable)

“Todo fue por mi culpa”, reconoció el cofundador de Microsoft según testigos del evento. Y es que, a pesar de que estas palabras están recogidas por varias fuentes internas, no hay vídeos ni fotos del momento, ya la organización no permite la entrada de los medios de comunicación.

Por lo visto, todo ocurrió durante una sesión de preguntas y respuestas. Según los presentes, el empresario fue cuestionado por el tema de su divorcio y, en ese momento, según cuentan varios de los presentes, este estuvo ‘a punto de derrumbarse’.

Varios testimonios obtenidos por el Daily Mail apuntan en la misma dirección: Gates entonó el mea culpa y estuvo al borde de las lágrimas, dejando a todo el auditorio con un nudo en la garganta. Otra cosa que, por lo visto, aclaró Gates, es que la separación no se debió a una infidelidad por su parte.

Recordemos que, en el momento de la separación, Melinda aseguró que el matrimonio estaba “irremediablemente roto”, por lo que muchos medios de comunicación se tomaron esto como una prueba inequívoca de que ‘una aventura’ había sido la desencadenante de todo.

Unos años complicados para Gates

Recordemos que, a principios de 2020, el Wall Street Journal reveló que la salida de Gates de Microsoft podía deberse a una supuesta relación que el magnate mantuvo con una empleada de la compañía en el 2000, cosa que los accionistas habrían considerado ‘inapropiada’. El hecho de que esto se hubiese revelado 20 años después despertó la suspicacia de muchos de los medios de comunicación. Ahora, con la separación de ambos, todo podría cobrar algo más de sentido.



Un portavoz de Microsoft también reveló que, a finales de 2019, supieron que Gates, presuntamente, habría intentado mantener una relación íntima con una de las empleadas de la empresa. La junta directiva de la empresa también habría investigado la supuesta relación que unía al informático con Jeffrey Epstein. En ese momento, la defensa de Gates alegó que dicha relación se debía solo a las labores filantrópicas que ambos mantenían y de las que Gates, por lo visto, se arrepentía.

En cualquier caso, parece que todo este tema de la separación de Bill y Melinda Gates no ha hecho más que empezar y, previsiblemente, veremos muchos más ‘capítulos’ en los próximos meses… y la cosa pinta a que va a ser movidita.

Por último, os dejamos parte de una entrevista a Bill y Melinda:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Qué pensáis de las palabras de Bill respecto a su separación?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.