Los casuarios son aves originarias de Australia y Nueva Guinea y son consideradas las aves más peligrosas que existen en nuestro planeta. Pueden llegar a medir hasta dos metros y pesar unos 70 kilos, lo que le hace la segunda ave más grande del mundo después del avestruz.

Los casuarios no pueden volar, pero son muy rápidos: pueden llegar a los 50 km/h y saltar hasta los 1,5 metros. Generalmente son difíciles de localizar, ya que habitan en selvas densas y profundas, y se alimentan de plantas, caracoles, ranas, insectos, pequeños mamíferos y peces. Por fuera y sabiendo esto, tal vez no os transmite mucho miedo… Pero esperad a leer las siguientes líneas.

¿Por qué son aves peligrosas?

Estos animales son solitarios, agresivos y desconfiados y se enfurecen ante cualquier imprevisto. En sus patas tienen unas enormes y puntiagudas garras de casi 10 centímetros que les permiten defenderse como si usaran cuchillos.

Cuando los casuarios se sienten acorralados, patean hacia adelante y, como pueden saltar hasta un metro y medio, pueden perforar a la víctima con sus garras y abrir su cuerpo causando lesiones mortales en seres humanos. También pueden atacar con el casquete óseo que tienen en la cabeza.

Según indica el zoológico de San Diego, pueden «abrir a cualquier depredador o cualquier amenaza potencial con una sola patada rápida». 

Es por ello que se recomienda NO acercarse nunca a ellas, ni siquiera para darles de comer. De hecho, en abril de 2019, un cuidador falleció en Florida tras un ataque de una ave de esta especie…

Requisitos especiales

Tal es su peligrosidad que la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC) la ha catalogado como una especie de Clase II, lo que supone que es un animal peligroso para las personas y se requiere un permiso especial, experiencia y una jaula con unas condiciones específicas para cuidarlo.



Así que ojito si os encontráis a un casuario: la opción más segura siempre será contemplar a esta ave desde bien lejos y, si no es posible, cederle el paso, echarte para atrás y poner algo delante de ti.

Por último, os dejamos el encuentro de Frank Cuesta (@cuestafrank) con un casuario que se retransmitió en ‘Wild Frank’ en el canal de DMAX:

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: vix junglepark bbc avifauna zoomadrid