Después de 260 programas; después de mucho sudor, lágrimas y, sobre todo, muchas palabras, Pablo Díaz, el violinista convertido en diccionario humano, ha conseguido llevarse el bote final de Pasapalabra: 1.828.000 euros. Dicen que a la tercera va la vencida, pero es que pablo ha querido estirar un poco este chicle y probarlo 257 veces más… y con éxito: el experimento le ha salido a pedir de boca.

Y es que después de su largo periplo en el concurso de Antena 3, Pablo ha conseguido, con tan solo 23 años, convertirse en millonario (y en uno de los rostros más reconocibles de la televisión).

El tinerfeño, a base de paciencia y buen hacer, se ha convertido en el concursante más longevo de la historia de este programa, superando así a otros históricos del formato como Fran González, Antonio Ruiz o Jero Hernández… que se dice pronto.

Un récord con patas

Y es que ya no es solo que Pablo los superase a todos en número de programas, sino que, además, recordemos que el violinista consiguió quedarse hasta en doce ocasiones a una sola palabra de llevarse el ansiado bote que, al final, siempre se le acababa resistiendo (hasta ahora, claro).

Este pasado jueves, como ya nos había adelantado el programa, Pablo se iba a llevar el bote y, como pudimos comprobar anoche, fue la palabra que se escondía bajo la letra X (Dux) la que acabó por dar la que, probablemente, sea la mayor alegría de su vida.

Una auténtica fortuna

Pablo se llevó a su casa 1.828.000 euros, el tercer bote más grande de la historia de programa en las más de dos décadas que se lleva emitiendo en televisión. Recordemos que el bote más alto fue de 2.190.000 euros que se llevó en 2006 Eduardo Benito y, años más tarde, David Leo se hizo con 1.866.000 euros.

Y es que la hegemonía del canario ha sido aplastante a lo largo de toda su trayectoria en el programa. El concursante, a lo largo de todo este periplo, ha llegado a acumular casi 4 millones de espectadores diarios delante de la pantalla; este señor ya era como parte de nuestra familia y, a pesar de que nos alegramos mucho (muchísimo) por su victoria, lo cierto es que lo echaremos bastante de menos.



Nadie se libra de las polémicas

Pero lo cierto es que Pablo y el programa no han estado exentos de polémicas a lo largo de todo este tiempo. La más sonada se dio el pasado mes de febrero, cuando el programa anunció a bombo y platillo que Pablo estaba a una sola palabra de llevarse el gran bote. Después de generar una gran expectación y vender el momento como si inequívocamente fuese el de la victoria del concursante, a la hora de la verdad, nos encontramos con que este había fallado estrepitosamente. La gente, como bien recordaréis, no se tomó esto demasiado bien (sobre todo en las redes sociales).

Y es que lo de este hombre es de otro planeta: ha ganado 145 veces en el programa, ha empatado 69 y ha superado 46 sillas azules. Esto, que es una buena noticia para Pablo, no lo es tanto para Javier Dávila, el otro concursante que estaba luchando el bote mano a mano.

Javier venía de ganar ‘Sabes y ganar’ y, ayer mismo, el programa nos revelaba que, con la victoria de Pablo, también llegaba la despedida de Javier, cosa que no nos esperábamos en absoluto. Y es que esta es, por lo visto, una nueva norma del programa. Así pues, previsiblemente, el próximo lunes tendremos a dos nuevos concursantes al mando del rosco.

Aquí os dejamos el momento de la victoria:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Qué pensáis de la victoria de Pablo? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Mundo.