Es muy probable que la mayoría de los que estemos leyendo esto tengamos que trabajar para poder llevarnos algo a la boca. Nuestra sociedad está completamente ligada al trabajo y al aceptar que, para poder tener dinero, primero tenemos que conseguir que alguien quiera pagarnos por nuestro tiempo y nuestras ‘habilidades’. Si tenemos ‘suerte’ podemos más o menos optar a un trabajo que nos guste, pero si la necesidad aprieta, es probable que nos veamos quemando nuestras vidas en un sitio terrible… y algo así fue lo que le pasó al protagonista de nuestra historia de hoy.

Working The Incredibles GIF

Todo comenzó cuando alguien fotografió una nota dejada por un trabajador en un establecimiento de McDonald’s, en uno de sus locales en los Estados Unidos. En la nota puede leerse que el empleado no estaba demasiado contento con el funcionamiento de la empresa, y esto ha despertado un intenso debate en redes respecto a las que han sido las condiciones de los trabajadores de la restauración durante la pandemia.

La imagen fue compartida en Twitter por el usuario @GreatApeDad y en ella podemos ver una nota que reza lo siguiente: “Estamos cerrados porque renuncio y odio este trabajo”, señala el que, presuntamente, es un trabajador de esa cadena.

Y es que muchos de los trabajadores de este sector se enfrentan a jornadas terriblemente largas, en muchas ocasiones con sueldos muy bajos y situaciones muy precarias… y esto, tarde o temprano, acaba ‘quemando’ y desmotivando a la persona.

El usuario que ha compartido el cartel en Twitter ha explicado que, con el tema de la pandemia, estos restaurantes habían reducido muchísimo el personal, pero pretendiendo mantener el servicio, por lo que estaban ‘explotando’ a los trabajadores que se habían quedado en plantilla. La presión, por lo visto, era insoportable.

Muchos trabajadores del sector de la hostelería han aprovechado la viralización de esta publicación para contar sus propias situaciones: “Estoy trabajando en un empleo en el que tenemos menos de la mitad de los empleados que la empresa ha considerado necesarios para que el negocio funcione y no puedo más”, confesaba un usuario.

Y es que la mayoría de usuarios coincidían en que era una auténtica locura en que, por ejemplo, para cubrir un turno hubiese solo un trabajador para todo el restaurante, el cual tenía que atender, cocinar y limpiar todo al final.



La publicación ha sido todo un éxito y, en este preciso momento, ya acumula más de 200.000 ‘me gusta’ y más de 22 mil retweets… que se dice pronto. Lo mejor de todo es que ha servido para que muchas otras personas acudan a la zona de comentarios para aportar sus experiencias y mostrar su solidaridad con el afectado y su indignación con lo ocurrido.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.