Risto Mejide está teniendo una semana de lo más movidita. El presentador de ‘Todo es mentira’ se enfrentó ayer a un día de lo más complicado: la detención de José Luís Moreno por presunta estafa (entre otras muchas cosas) provocó que el publicista tuviese que alterar por completo la escaleta del estreno de su nuevo programa ‘Todo es verdad’.

El programa, contra la planificación prevista, se centró por completo en la detención del productor y marionetista… y lo cierto es que el espacio de actualidad no dejó títere con cabeza (tenía que hacer el chiste, lo siento).

Una anécdota muy personal

Risto ofreció a los espectadores un montón de datos y pruebas respecto a algunas de las malas prácticas que, presuntamente, el productor había realizado a lo largo de toda su carrera (que no consta precisamente de pocas décadas). Y es que, por lo visto, son muchas las personas de la industria de la televisión que, de una forma u otra, se han visto afectadas por esto… entre ellas el propio Risto, que no dudó en contar su anécdota personal con Moreno.

“Lo puedo justificar. Existen imágenes grabadas, pero no emitidas. Lo digo muy rápido. Hubo un concursante en ‘Tu sí que vales’ que cayó a plomo. Un concursante de números aéreos que cayó. Se grabó, pero no se emitió, lógicamente, porque el hombre cae y aquello era un charco de sangre», explicó el presentador.

(Casi) Todo el mundo en ‘shock’

En ese momento, tanto él como Merche y José Luis Moreno eran jurados del talent show, por lo que estaban trabajando juntos y, por lo tanto, pasando muchas horas juntos. Por lo visto, cuando ocurrió la desgracia, tanto los jueces como los espectadores del público estaban terriblemente preocupados… bueno, todos menos José Luís Moreno que, según cuenta Mejide, se mostró ‘terriblemente frío’.

«Merche estaba a mi lado y se pone a llorar. Yo la consuelo, me la llevo fuera de plató. Todo el mundo empieza a irse. ¿Quién fue la única persona que se mantuvo en el sitio, esperando y diciendo: ‘Bueno, ¿Cuándo seguimos?'», relató el jurado de ‘Got Talent’. “Esto es verídico, tal cual lo cuento. Hasta hoy no lo había contado, por cierto”, sentenció.



Esta anécdota resulta estremecedora, pero lo cierto es que no sorprende después de todo lo escuchado desde ayer, cuando se hizo pública la detención del empresario convertido en supervillano (parece que lo de Torrente no era tan en broma después de todo). Y es que, por lo visto, Moreno tiene una larga lista de personas ‘descontentas’ (por decirlo suavemente) con su formas y métodos de trabajo.

Recordemos que Moreno, de 74 años, fue detenido este pasado martes por un presunto delito de organización criminal, estafa, blanqueo y alzamiento de bienes y se encuentra detenido a la espera de pasar a disposición de un juez.

El nombre de la investigación policial es ‘Titella’ (títere, en catalán), y sitúa al productor como el líder de una red de sociedades construidas para, presuntamente, blanquear grandes cantidades de dinero. Se calcula que Moreno y sus socios podrían haber estafado un total de 50 millones de euros. El resto de datos, de momento, se encuentran bajo secreto de sumario.

Siempre nos quedarán sus shows de marionetas para el recuerdo:

A vosotros, ¿Qué os ha parecido esta anécdota? ¿Qué es lo que más os ha sorprendido de todo este caso? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Semana.