Gosiame Thamara Sithole y su marido, Teboho Tsotetsi se convirtieron a principios de este año en unas auténticas celebridades por un motivo de lo más surrealista: ella había obtenido el récord Guinness por dar a luz a 10 bebés a la vez. Esta gran noticia, que fue recibida por los medios con entusiasmo, ahora ha dado un giro en una dirección completamente opuesta.

Según se ha podido saber ahora, esta pareja fingió absolutamente todo, inventándose la historia del embarazo y simulando el mismo para, así, recibir ayudas del gobierno y toda la atención mediática posible. Las autoridades tuvieron que iniciar un operativo para encontrarla ya que estaba en paradero desconocido.

Pretoria News e Independient Media fueron los dos medios de comunicación sudafricanos que dieron a conocer la noticia de Thamara y su presunto embarazo. Mostraron las fotografías del enorme vientre de la mujer y, por le tamaño, uno podía pensar sin problema que ahí habían 10 bebés (y hasta más). Esto provocó, como os podréis imaginar, que su historia se viralizase.

Una historia descabellada

Esta pareja ya tenía dos gemelos y, con esta ‘remesa’ de niños, llegarían a los 12 hijos en total… cosa que no estaba nada mal. El problema llegó cuando la gente empezó a preguntarse por qué solo había fotos de la mujer embarazada pero, pasados los días y después del supuesto parto, no había fotos de los niños en cuestión. Ellos dijeron que estos estaban en una incubadora, pero el tiempo siguió pasando y ni una señal de ellos.

Las autoridades sudafricanas empezaron a investigar este asunto y fue cuando empezaron a darse cuenta de que algo no cuadraba en absoluto… ¿Dónde estaban los bebés? ¿A dónde se los habían llevado después de, supuestamente, salir del hospital?

La cuestión es que, a través de las redes sociales, esta pareja había hecho un llamado para que las personas los ayudasen con la manutención de los pequeños. Para ello, ofrecieron una cuenta para que les pudiesen depositar dinero que, supuestamente, iría dirigido al parto y a los niños. Esto, por lo visto, no ha sido así en absoluto.

Ningún hospital de la zona donde residía la pareja tenía constancia de que alguien hubiese dado a luz a 10 bebés y, al poco de que las autoridades iniciasen las investigaciones, una mujer llamada Sibongile Gxwkwa aparecido asegurando ser la verdadera mujer del supuesto padre y afirmaba tener ya tres hijos con él, a pesar de que este se había desentendido por completo del cuidado de los pequeños.

Todo era mentira

Las autoridades ya lo tienen bastante claro: no saben quién es realmente la pareja de Gosiane y todo el tema del embarazo fue un montaje para sacar dinero de las personas que, con buena voluntad, pretendiesen ayudarlos; así lo describió el director del Departamento Nacional de Salud de Sudáfrica en un comunicado.



«Los resultados de nuestra investigación preliminar confirmaron una vez más que no había decuples en el Hospital Académico Steve Biko. Además, en el Hospital del Distrito de Tshwane tampoco hay registro de un alumbramiento de gemelos y mucho menos de 10 bebés», declaró el funcionario.

La policía, finalmente, consiguió dar con Gosiame y, después de realizarle exámenes físicos y psicológicos, determinaron que ella nunca había tenido 10 hijos y que, de hecho, no había ni estado embarazada. Las autoridades hicieron un llamamiento para que la gente dejase de donar dinero, ya que la estafa estaba más que probada.

Tanto la pareja como los medios de comunicación que iniciaron esta historia están ahora con una citación en los juzgados, todo esto con el gobierno sudafricano como acusación… por lo que la cosa se les acaba de poner bastante complicada.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: OkChicas.